Embarazo y presión pélvica

Escrito por regan hennessy | Traducido por maria gloria garcia menendez
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Embarazo y presión pélvica
Embarazo y presión pélvica. (Photos.com/PhotoObjects.net/Getty Images)

La presión pélvica puede ocurrir en diferentes momentos a lo largo de tu embarazo, a menudo lo que hace difícil que puedas determinar si tu malestar tiene una causa normal o anormal. Evaluar los otros síntomas con presión pélvica te ayudará a decidir si tu presión pélvica tiene una causa grave.

Otras personas están leyendo

Parto prematuro

La presión pélvica durante la segunda mitad del embarazo puede indicar un parto prematuro, parto que ocurre antes de los 37 semanas de embarazo. Según la American Pregnancy Association (Asociación estadounidense del Embarazo), otras señales de parto prematuro incluyen contracciones regulares, dolor de espalda baja, calambres de estómago y flujo vaginal.

Contracciones de Braxton Hicks

Suelen comenzar en el segundo o tercer trimestre, las contracciones de Braxton Hicks (a menudo llamadas falsas contracciones) pueden hacer que sientas una suave presión pélvica, especialmente al acercarse la fecha de parto. Las contracciones de Braxton Hicks preparan el cuerpo para el parto y se caracterizan típicamente por aprietes irregulares del útero que disminuyen con el tiempo.

Encajamiento

Durante las últimas semanas de tu embarazo, el encajamiento de la cabeza del bebé normalmente aumentará tu presión pélvica. Esto ocurre cuando la cabeza del bebé se asienta en la cavidad pélvica en preparación para el nacimiento y suele ir acompañada de una creciente necesidad de orinar.

Alivio

Si experimentas presión pélvica durante el embarazo, bajar tus pies o acostarte normalmente alivia tu incomodidad. Esto ocurre cuando la cabeza del bebé se asienta en la cavidad pélvica en preparación para el nacimiento y suele ir acompañada de una creciente necesidad de orinar.

Consideraciones

Independientemente de la semana de embarazo en la que estás, debes contactar con tu obstetra o partera inmediatamente si experimentas presión pélvica acompañada de flujo vaginal, dolor abdominal excesivo o contracciones regulares.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles