Cómo embotellar y vender tu propia salsa picante

Escrito por ehow contributor | Traducido por sofia loffreda
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo embotellar y vender tu propia salsa picante
Comercializa tu producto. (Stockbyte/Stockbyte/Getty Images)

La salsa picante es un condimento clásico, lo usamos con la carne, las patatas fritas, las hamburguesas, la comida mexicana, y en muchos otros platos. Muchas personas hacen su propia salsa picante y de barbacoa con la receta secreta de la familia.

Si tienes una receta espectacular, puedes ganar dinero embotellando y vendiendo tu propia salsa. Puedes vender tu salsa picante en un sitio web, en los mercados de la calle, e incluso distribuirla en las tiendas de comestibles. Como un negocio, hay mucho espacio para el crecimiento, y puedes hacer mucho dinero con paciencia y persistencia.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Conoce los requisitos legales para vender alimentos en tu estado. Para vender salsa, incluso a pequeña escala, debes hacerlo en una cocina comercial con licencia que ha pasado una inspección, y debes tener el equipo correcto para el embotellado. Hay muchas maneras en que puedes alquilar una cocina profesional y equipos de embotellado. Habla con los dueños de restaurantes locales o programas culinarios.

  2. 2

    A continuación, configurar una LLC para vender tu salsa picante o salsa barbacoa. Una sociedad de responsabilidad limitada te protege a ti y a tus bienes personales en caso de que seas demandado. En la producción de alimentos, puedes ser demandado si alguien se enferma comiendo tu salsa, o si otro fabricante de salsa picante piensa que estás copiando su receta o marca comercial. Una LLC también protege tu propia marca. Desafortunadamente, las recetas no pueden ser patentadas. Si no quieres entrar en una batalla legal con alguien que tiene tu receta de la salsa picante, manténla en secreto.

  3. 3

    Después de que sentaste las bases jurídicas, el siguiente paso es hacer tu salsa. Quieres que tu producto sea consistente en todas las botellas, así que elige sabiamente tus proveedores.

  4. 4

    Compra las especias y los ingredientes necesarios no perecederos a granel de una fuente de confianza. Compra los ingredientes frescos de un productor local, en cuyo trabajo confías. Conoce a los productores locales en los mercados agrícolas y preséntate como un fabricante de salsa picante.

  5. 5

    Una vez que hayas comenzado la producción de la barbacoa o la salsa picante, es necesario llegar a un diseño de la etiqueta. Puedes contratar a un artista o dibujarlo tú mismo. Asegúrate de dejar espacio para la información nutricional requerida.

  6. 6

    Investiga los requisitos de tu estado para las listas de ingredientes y la información nutricional en las etiquetas. Si sólo la vendes en tu estado, estás sujeto a la seguridad alimentaria y las leyes de información de tu estado. Si vendes tu salsa caliente en todo el país, es posible que necesites una etiqueta más completa.

  7. 7

    Si necesitas escribir datos detallados de nutrición, puedes enviar una muestra de tu salsa a un laboratorio de alimentos, y van a redactar el análisis para ti.

  8. 8

    Durante el ajuste de la producción, habla con los comerciantes locales sobre la venta de tu salsa picante o salsa barbacoa en su tienda. Los restaurantes locales también pueden estar interesados​​.

  9. 9

    Crea un sitio web donde la gente pueda leer acerca de tu producto y pedir la salsa en línea. Una alternativa a poner la información nutricional en la etiqueta es publicarla en tu sitio web.

No dejes de ver

Referencias

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles