Cómo empacar para estudiar un semestre en el extranjero

Escrito por ehow contributor | Traducido por enrique pereira vivas
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo empacar para estudiar un semestre en el extranjero

Cómo empacar para estudiar un semestre en el extranjero. Cuando estás tratando de empacar tu equipaje para estudiar un semestre en el extranjero, puede parecer una tarea imposible al principio conseguir que todo quepa en una o dos maletas. Pero una vez que hayas encontrado el equipaje adecuado para el viaje, empacar puede ser más fácil de lo que piensas.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Instrucciones

    Selecciona tu equipaje

  1. 1

    Averigua cuáles son las limitaciones de equipaje de tu aerolínea en cuanto al tamaño y el número máximo de maletas permitidas. Asegúrate de que tu equipaje se ajuste a sus especificaciones.

  2. 2

    Elige una maleta de gran tamaño que pueda rodar (lo suficiente para mantener el material de un semestre) con ruedas durables y un asa robusta para rodarla a través de los aeropuertos.

  3. 3

    Elige un equipaje que sea muy resistente, ya que tendrá que ser capaz de resistir ser lanzado varias veces por los manipuladores de equipaje de los aviones.

  4. 4

    Asegúrate de que tu maleta más grande tiene una correa fuerte para poder colocar otra pieza de equipaje de manera que puedas halar varios elementos a la vez.

  5. 5

    Elige una bolsa de equipaje de mano que puedas llevar sobre el pecho. Cargar con un equipaje de mano pesado en el hombro a través de los aeropuertos internacionales se puede volver muy incómodo.

    Empacar tu maleta

  1. 1

    Coloca los pantalones y otros objetos voluminosos en la parte inferior de la maleta y sigue empacando.

  2. 2

    Dobla las camisas, pijamas y otros artículos y colócalos en la parte superior de los pantalones. Enrolla cualquier artículo que se pueda arrugar.

  3. 3

    Usa bolsas de plástico con cremallera para guardar calcetines, ropa interior, camisas y otros artículos de vestir y reducir el espacio que ocupan en la maleta, asegurándote de expulsar todo el aire de las bolsas. Las bolsitas de plástico con cremallera son especialmente efectivas para minimizar el espacio utilizado por los suéteres y otros objetos voluminosos.

  4. 4

    Mantén los artículos de tocador por separado en una bolsa pequeña, colocando las botellas que puedan derramar líquidos en bolsas de plástico.

  5. 5

    Toma sólo lo necesario en cuanto a los artículos de tocador, artículos tales como pasta de dientes y champú, que puedan durarte toda la primera parte de tu viaje hasta que puedas ir a un almacén en el país donde vas a quedarte para reponerlos. No hay necesidad de que empaques una gran cantidad de estos elementos, ya que sólo ocuparán más espacio en tu maleta. Éstos podrás comprarlos fácilmente en casi cualquier lugar.

  6. 6

    Empaca los adaptadores eléctricos apropiados y un convertidor. Asegúrate de que los electrodomésticos que tienes se pueden convertir a la electricidad local.

  7. 7

    Asegúrate de empacar bastantes lentes de contacto para que te duren todo el viaje, si los utilizas. Debido a que las variedades de la solución de contacto no son universales, éste podría ser un producto que quieras empacar en una cantidad suficiente para que te dure todo el viaje.

  8. 8

    Toma una botella de alisador de ropa para que la utilices en lugar de tener que planchar la ropa. Incluso si hay una plancha disponible en el lugar que te vas a quedar, utilizar un alisador de arrugas es mucho más rápido y en general es bastante eficaz.

  9. 9

    Incluye una malla o bolsa de plástico para la ropa sucia para mantener la ropa limpia y sucia por separado, sobre todo si la ropa sucia está mojada. Esto también te permitirá llevar la ropa sucia cuando vayas a la lavandería.

  10. 10

    Empaca un bolso grande u otra bolsa blanda y plegable en la que puedas llevar a casa recuerdos y otros artículos que compres a lo largo del camino. Después de pasar un semestre en el extranjero, regresarás con más cosas en comparación a lo que te llevaste.

Consejos y advertencias

  • Recuerda que las mismas regulaciones de equipaje que se aplican en la ida se aplican también en la vuelta, así que no te excedas de tus limitaciones de equipaje. Deja suficiente espacio para traer de vuelta todos los tesoros que te encuentres por el camino.
  • Considera comprar un secador de pelo, una plancha de rizado, etc., al llegar a tu destino. Así no tendrás que preocuparte de llevar un adaptador y un convertidor, y podrías dejar esos artículos en casa, por lo que tendrás una cosa menos a que ocupe espacio en tu maleta.
  • Toma una pequeña botella de detergente para la ropa, lo suficiente como para que dure hasta que puedas llegar a una tienda de comestibles o almacén en el país donde vas a quedarte. Es posible que tengas que lavar los calcetines, pantalones, etc., antes de llegar a tu destino final.
  • Lleva una muda de ropa o dos en tu bolso de mano, junto con los medicamentos necesarios y artículos de tocador, si tienes una parada de una noche antes de llegar a tu destino final; esto te permitirá no tener que abrir tu gran maleta.
  • Incluye un par extra de calcetines y ropa interior y los medicamentos prescritos en tu equipaje de mano por lo menos, en el caso de que tu equipaje se extravíe por la línea aérea.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles