Cómo empezar un buen historial crediticio

Escrito por raul avenir | Traducido por marisela castillo
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo empezar un buen historial crediticio
Usa tu crédito prudentemente. (credit girl image by Peter Baxter from Fotolia.com)

El crédito es la habilidad de adquirir bienes y servicios con el acuerdo de pagar en una fecha futura. Los créditos pueden hacer tu vida más fácil al ofrecerte el beneficio inmediato de bienes y servicios con sencillos términos de pago. Puedes usar el crédito el resto de tu vida, por lo que sería buena idea comenzar a construir un buen historial crediticio en una etapa temprana.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Abre una cuenta de banco. Las cuentas bancarias normalmente no forman parte de tu historial de crédito, pero el historial de tu cuenta puede ser un componente vital cuando los acreedores consideren darte una tarjeta de crédito o un préstamo por primera vez. Pueden usar esta información para determinar si es que representas un buen riesgo de crédito. Las cuentas bancarias activas son una buena prueba para demostrar que puedes manejar dinero.

  2. 2

    Saca una tarjeta de crédito en una tienda departamental o en una gasolinera. Para muchas personas, este tipo de tarjetas de crédito son las más fáciles de abrir. Contratar una te puede ayudar a comenzar una buena calificación de crédito. Usa la tarjeta de crédito para comprar algunos artículos y haz tus pagos mensuales religiosamente. El propósito de abrir la cuenta es establecer un historial de crédito y una calificación crediticia. Llama a la tienda departamental y asegúrate de que reporte regularmente al buró de crédito para que tu reporte de crédito esté actualizado para mostrar tu historial crediticio.

  3. 3

    Contrata los servicios públicos a tu nombre. Tener un recibo de luz, gas, teléfono, agua o cable a tu nombre no establecerá una calificación de crédito, pero ayuda a los que solicitan un crédito por primera vez a obtenerlo.

  4. 4

    Adquiere una tarjeta de crédito segura. Este tipo de tarjetas de crédito requiere que deposites cierta cantidad en el banco que la expide. La cantidad de tu deposito se retiene como medida de seguridad para cubrir tu crédito y además funge como límite de crédito. Es una buena alternativa para establecer un buen historial de crédito, especialmente cuando no hay otras opciones disponibles. Asegúrate de que el banco reporte tus transacciones de crédito al buró de crédito para que así se establezca tu historial.

  5. 5

    Obtén un empleo. Los acreedores definitivamente preferirán ver cuál es tu fuente de ingreso y cuánto tiempo llevas trabajando. Tu habilidad para conservar un trabajo estable puede mejorar tus posibilidades de que te aprueben un crédito.

  6. 6

    Muestra un historial estable de residencia. Los acreedores también verifican qué tan seguido te mudas y si la casa que habitas es rentada o propia. Cómo sucede con el historial de empleo, es mejor tener una residencia estable. Ser propietario de una casa, aunque sea mancomunada, también cuenta.

Consejos y advertencias

  • Nunca compres nada que no puedes darte el lujo de pagar.
  • Nunca falles con los pagos ya que esto se verá reflejado en tu historial crediticio.
  • Evita agregar a alguien más a tu cuenta de crédito ya que tú serás responsable si la persona falla a algún pago.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles