Finanzas

Cómo empezar a vender huevecillos de mariposa

Escrito por wanda thibodeaux | Traducido por pei pei
Cómo empezar a vender huevecillos de mariposa

Las plantas como la asclepia son muy conocidas por atraer a las mariposas, por lo que debes tener varias en tu área de reproducción.

Photos.com/Photos.com/Getty Images

Las mariposas no sólo son criaturas hermosas, si no que además cumplen con una función vital en el ecosistema. Al usar las plantas como alimento, contribuyen a su polinización y por tanto a su preservación, así como a la de las demás especies animales que tienen en ellas una fuente de alimento. Es posible hacer varios miles de dólares al año siendo criador de mariposas, tal y como lo demuestra la experta Sheri S. Moreau; aunque en general, esta delicada actividad se vea más bien como pasatiempo. Para arrancar con un ejercicio formal, es necesario buscar proveedores, preparar la zona de crianza, estancia y reproducción, además de cuidar de los aspectos generales del negocio, como por ejemplo, el registro de tu nombre comercial.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Cajas de crianza
  • Estantes o mesas
  • Plantas
  • Esponjas o botellas con atomizador
  • Lámparas de calefacción
  • Alimento líquido para mariposas
  • Juego de lupas para examinar y localizar los huevos
  • Equipo de saneamiento, como aerosoles y toallitas desinfectantes
  • Tarja o lavabo
  • Semillas de plantas especiales para las mariposas como la asclepia y la lantana
  • Terreno amplio
  • Invernadero (opcional)
  • Habitación de cría
  • Habitación de mantenimiento
  • Materiales de envío, embalaje y etiquetado

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Ve a tu biblioteca local y lleva a cabo una investigación sobre el panorama actual de la reproducción y venta de cada tipo de huevecillo de mariposa, así como lo que cada especie necesita para prosperar. La "Enciclopedia de los Insectos" de Vincent H. Resh es un buen punto de partida. Elige el tipo y el número de huevecillos que comenzarás a vender en función de los resultados de tu investigación, ya que los resultados determinarán el tipo de espacio de trabajo y los materiales que necesitarás, además del proveedor de donde obtendrás tus primeros ejemplares.

  2. 2

    Determina un espacio de cría con estantes o mesas, cajas de crianza, botellas con atomizador, esponjas, toallas de papel y desinfectantes, ventiladores, lámparas de calor y plantas que las orugas puedan comer. Ten en cuenta que dependiendo del diseño de la habitación y de si tienes conectado un sistema de calefacción y aire acondicionado, es posible que no necesites lámparas ni ventiladores para controlar la temperatura y la humedad. Tu garaje o un cobertizo puede funcionar bien, pero fíjate en que te facilite el control de la temperatura en las cajas de crianza, la cual debe estar entre los 75 y 85 grados Fahrenheit (24 y 29 grados Celsius), así como la humedad, que debería oscilar en torno al 88 por ciento.

  3. 3

    Diseña y prepara tu espacio "de mantenimiento", que se trata de una habitación en la que "guardarás" todas las mariposas maduras que desees vender, además de sus huevecillos. Debe tener un aspecto similar y prácticamente los mismos elementos de tu espacio de cría, pero en lugar de las cajas de crianza, debe tener jaulas con una cara lisa y suave con comederos llenos de alimento líquido para mariposas. Lo más recomendable es que tenga una temperatura de 10 grados menos que el espacio de crianza. El tamaño del espacio "de mantenimiento" varía en función del número de mariposas que deseas conservar y el tamaño de ellas, lo cual cambia según la especie. Recuerda que cada adulto debe tener suficiente espacio para volar libremente.

  4. 4

    Cultiva el terreno cerca de la ubicación de los huevecillos que vas vender y siembra plantas conocidas por atraer a las mariposas, tales como las asclepias. (Ver Recursos). Este será el espacio de reproducción, por lo que entre más huevecillos desees vender, más espacio cultivable necesitarás. Ten en cuenta que pueden pasar varias temporadas para que tu espacio de reproducción se estabilice, sobre todo si necesitas tratar el suelo o si tienes problemas como la falta o exceso de humedad, lo mismo que si tienes que lidiar con las inclemencias del tiempo y con las plagas.

  5. 5

    Encuentra distribuidores de huevecillos de mariposa de buena reputación con quien puedas comprar con confianza tus primeros ejemplares. Algunas organizaciones sin fines de lucro proporcionan huevecillos de manera gratuita con el fin de ayudar a aumentar la población específica de las mariposas, pero también los puedes conseguir a través de sitios web como "Butterflies Etc" (ver Recursos). Si vives en los Estados Unidos, el Departamento de Recursos Naturales y la Agencia de Protección Ambiental locales también puede ser una fuente para encontrar proveedores, los mismo que las casas de mariposas locales que operan en la comunidad o en el interior de los zoológicos.

  6. 6

    Consulta con la agencia estatal de licencias de empleo y negocios y pregunta que es lo que puedes hacer para vender los huevecillos de forma legal. Las regulaciones varían según la jurisdicción local. En algunos casos, es posible que sólo tengas que registrarte en la oficina de permisos con una Razón DBA ("Doing Business As") o un nombre comercial asumido, pero en otros casos, quizá tengas que solicitar licencias relacionadas con la venta de organismos vivos o animales.

  7. 7

    Prepara tu estrategia de mercadeo, como puede ser un sitio web donde la gente pueda hacer pedidos y compras en línea. Ten listos todos los suministros que necesites para capturar y transportar tus mariposas y huevecillos, como pueden ser cajas especiales de crianza.

  8. 8

    Compra los huevecillos que necesites.

  9. 9

    Incuba los huevos y cría las orugas. Deja que las orugas formen crisálidas en grandes cajas controladas, ya que las aves y otros depredadores pueden reducir el número de orugas que logren sobrevivir. Suelta las mariposas maduras en tu espacio de reproducción y conserva unos pocas en tu sala de mantenimiento según sea necesario.

  10. 10

    Revisa tu área de cría para que tengas noción de la producción habitual de huevecillos. Cosecha los que encuentres y llévalos de vuelta a tu espacio de crianza.

  11. 11

    Comienza con la publicidad una vez que tu inventario de mariposas se ​​haya estabilizado y se pueda calcular. El momento justo en que aparezcan los huevecillos una vez que liberes las mariposas adultas en el espacio de reproducción, depende de la especie. La mayoría de las especies viven sólo una semana o dos y ponen sus huevos justo antes de morir, pero otras pueden vivir hasta los 18 meses, explica la Universidad de Kentucky. Los huevos generalmente se parecen gotas de agua ligeramente nebulosas.

Consejos y advertencias

  • Si vives en una región de clima más bien frío, necesitarás tener un invernadero -o varios- para usarlo como espacio de cría, sobre todo si es que tienes la intención de vender los huevecillos durante todo el año.
  • Espera que el costo de los huevecillos sea lo equivalente a US$ 4.00 por cada uno, dependiendo de dónde los obtengas. Otros artículos como las cajas de cría se pueden construir a partir de artículos reciclados como acuarios viejos, así que antes de echar a andar tu plan no dudes en contactarte con empresas locales de desperdicios para ver con qué material te pueden proveer. En función de la eficiencia de tu espacio, las lámparas y los ventiladores pueden costar varios cientos de dólares.

Más galerías de fotos

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media