Encefalopatía hepática y dieta baja en proteínas

Escrito por jennifer nall, m.s., r.d., l.d. | Traducido por martín giovana
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Encefalopatía hepática y dieta baja en proteínas
La proteína puede necesitar ser restringida en pacientes con encefalopatía hepática. (beef-steak image by Andrey Chmelyov from Fotolia.com)

La encefalopatía hepática ocurre cuando el hígado no es capaz de eliminar de la sangre toxinas como el amoniaco y el manganeso. Esto da lugar a que las toxinas se acumulen en la sangre y entren en el cerebro. La dieta juega un papel importante en el tratamiento de la encefalopatía hepática, ya que una dieta baja en proteínas puede ayudar a reducir los niveles de amoniaco en la sangre.

Otras personas están leyendo

Causas

La encefalopatía hepática es causada por trastornos que afectan el funcionamiento del hígado como la cirrosis hepática y hepatitis. Además, la encefalopatía hepática también puede ser provocada por alteraciones de electrolitos, deshidratación, infecciones, problemas renales y niveles bajos de oxígeno. Hay algunas condiciones médicas que pueden enmascarar o imitar los síntomas de esta condición, incluyendo el alcoholismo, la meningitis y la sobredosis de sedantes.

Síntomas y diagnósticos

Los síntomas de la encefalopatía hepática pueden incluir confusión, falta de concentración, desorientación, agitación y dificultad para hablar. Los síntomas pueden aparecer repentinamente o pueden empezar lentamente y empeorar con el tiempo. Los exámenes de diagnóstico que deben hacerse para diagnosticar dicha condición pueden incluir un recuento sanguíneo completo, una tomografía computarizada del cerebro y la comprobación de los niveles de amoniaco en la sangre.

Proteína

Puede ser necesario limitar la proteína en la dieta para que los niveles de amoniaco bajen. El amoniaco se produce cuando se digiere la proteína, que en circunstancias normales puede ser eliminada de la sangre por el hígado. Puede ser necesario limitar las proteínas animales a 40 gramos por día, con proteína vegetal ilimitada. Las fuentes animales de proteínas incluyen el pollo, pavo, carne roja, pescado, productos lácteos y huevos. Las principales fuentes de proteínas vegetales incluyen judías, lentejas, legumbres y tofu.

Otras consideraciones

Hay una cierta preocupación por la severa restricción de proteínas en pacientes con encefalopatía hepática. Si la ingesta de proteína es demasiado baja, se puede perder masa muscular. Trabajar con un médico y un dietista titulado puede ayudar a asegurar que la ingesta de proteínas sea adecuada, basada en las necesidades individuales. La encefalopatía hepática aguda puede ser curable; sin embargo, las posibles complicaciones pueden incluir inflamación del cerebro, daños permanentes en el sistema nervioso y coma.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles