Cómo encontrar una fuga en el sistema de evaporación

Escrito por chris stevenson | Traducido por juan manuel rodriguez
Cómo encontrar una fuga en el sistema de evaporación

El escape de los vapores de combustible contribuye a los dañinos gases de efecto invernadero.

George Doyle/Stockbyte/Getty Images

El sistema de evaporación, también llamado EVAP en un vehículo automóvil, atrapa y captura vapores de hidrocarburos en el sistema de combustible, que está relacionado con el control de emisiones. Dicho sistema recupera los vapores del tanque de gas ventilado, junto con el exceso de vapores expulsados ​​durante el funcionamiento del motor y la carga de combustible. Si los vapores de hidrocarburos no se mantienen contenidos y reciclados, pueden tener fugas a la atmósfera, contribuyendo a la contaminación de ozono. Una revisión de niebla, o inspección de control de emisiones, junto con un escáner de código, puede determinar una fuga en un sistema EVAP pequeño o grande. El propietario de un vehículo puede utilizar una máquina de humo para encontrar la ubicación exacta de la fuga y hacer la reparación él mismo.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Escáner de código (opcional)
  • Libro de códigos de problemas (opcional)
  • Gato de piso
  • Soporte de gato
  • Manual de instrucciones de reparación
  • Destornilladores
  • Máquina de humo
  • Linterna
  • Cinta adhesiva

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Lleva tu vehículo a un taller de reparación de automóviles certificado y haz que un técnico conecte un lector de código a tu vehículo. Él confirmará que tienes una fuga en el control de emisiones EVAP buscando el código del problema. Puedes alquilar un escáner de código en una tienda de auto partes y realizar la verificación con tu propio escáner. Conecta el escáner de código a la toma universal bajo el tablero y arranca el motor. Si encuentras un código de fallo que aparece en la pantalla, anótalo y busca el número en un libro de código de problema.

  2. 2

    Coloca la transmisión del vehículo en "Park" (Estacionar) para un automático, y "Neutral" para un estándar. Aplica el freno de mano y levanta el capó. Utiliza un gato de piso para levantar el vehículo en ambos extremos y dos soportes del gato debajo del bastidor del chasis frontal, y dos más en el bastidor trasero. Deslízate debajo del vehículo, y comprueba la manguera de ventilación de vapores de combustible que salga del tanque de combustible y se extienda a lo largo del chasis hacia el motor. La manguera no debería tener grietas ni curvas cerradas. Comprueba las ubicaciones de los soportes de montaje para el desgaste o roce.

  3. 3

    Consulta el manual de reparación del propietario para la ubicación de tu sistema EVAP en el interior del compartimento del motor. Busca el filtro de carbón activado, la tapa del respiradero, el solenoide de purga, la válvula de purga y la válvula EGR. Busca las dos líneas pequeñas de plástico que forman un puerto doble y adjunta cerca la tapa de ventilación. Retira la válvula de doble puerto extrayéndola de las boquillas, lo que dejará dos pequeños orificios en el cuerpo del puerto. Adjunta un cono de fijación, con la manguera, desde una máquina de humo en el orificio superior del puerto, que debería ser el vacío o la línea de colector de admisión.

  4. 4

    Calza un destornillador en el mecanismo de aceleración para mantener el gas abierto. Enciende la máquina de humo y deja presurizar el sistema de 2 a 3 minutos. Si observas que el humo sale de la manguera de admisión de aire frío, significa que el sistema tiene presión. Utiliza una linterna fuerte para observar todas las mangueras, grandes y delgadas, conectadas al lado de admisión del sistema de control de emisiones. Comprueba si hay pequeñas corrientes de humo blanco que vienen de las conexiones de las mangueras y las grietas en la manguera. Una vez que encuentres una fuga, marca el tubo con un trozo de cinta adhesiva, para que puedas reemplazar la manguera.

  5. 5

    Apaga la máquina de humo y coloca el cono adaptador en el agujero del puerto inferior doble. Enciende la máquina y deja que el sistema se presurice. La línea de puerto inferior conducirá a la lata de carbón, a fin de buscar fugas en la línea que se extiende a la misma y los puntos de conexión. Ignora la pequeña cantidad de humo que emana desde la parte superior de la tapa de ventilación, esto será normal. Comprueba todas las mangueras, líneas y conexiones superiores e inferiores. Encinta cualquier fuga de la manguera con cinta adhesiva para identificar el origen de la fuga. Cuando termines, retira el adaptador de la máquina de humo y la manguera y vuelve a conectar el puerto trasero doble en la conexión de las boquillas.

Consejos y advertencias

  • Muchos tanques de combustible funcionan en tan sólo 2 psi de presión, siempre asegúrate de que la tapa de la gasolina esté bien apretada, para evitar el escape de los vapores del combustible. Un tapón de combustible suelto también puede desencadenar una luz de emergencia, en relación con el sistema de control de emisiones EVAP.

No dejes de leer...

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media