Cómo endurecer un cuello de camisa

Escrito por baptist johnson | Traducido por carolina dellagiovanna
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo endurecer un cuello de camisa
Un cuello de camisa rígido es tan importante como una camisa sin arrugas. (BananaStock/BananaStock/Getty Images)

Para algunos hombres, el arte de planchar una camisa de vestir puede parecer una tarea de enormes proporciones que dominar. Sin embargo, planchar una camisa no es algo tan difícil como parece a primera vista. Además, planchar es una habilidad que cualquier adulto debería tener. Una camisa correctamente planchada es la mejor forma de dar a tu atuendo un aspecto prolijo y profesional. Unos pocos pasos fáciles de recordar son todo lo que hace falta para que tus camisas de vestir se vean lo mejor posible. Asegúrate de prestar especial atención al cuello de la camisa, ya que un cuello rígido es tan impresionante como una camisa sin arrugas.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Plancha
  • Tabla de planchar
  • Almidón

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Pon tu tabla de planchar a una altura cómoda para ti. Deberías poder guiar la plancha fácilmente a lo largo de la tabla sin esforzarte. Enchufa la plancha. Colócala en la configuración apropiada para la tela de tu camisa y espera a que se caliente.

  2. 2

    Pon tu camisa sobre la tabla de planchar de modo que el cuello permanezca sin doblar y plano a lo largo de la tabla. No importa si el cuello está del derecho o del revés, ya que lo plancharás de ambos lados antes de doblarlo. Rocía un poco de almidón de forma pareja a lo largo de la superficie del cuello.

  3. 3

    Coloca la plancha caliente sobre el cuello, comenzando en un extremo. Pasa la plancha a lo largo del cuello, presionando suavemente mientras la guías.

  4. 4

    Voltea el cuello, de modo que el lado que antes estaba hacia abajo quede ahora hacia arriba. Rocía con almidón nuevamente y aplica la plancha caliente, pasándola a lo largo de todo el cuello.

  5. 5

    Dobla el cuello de modo que quede de la manera en que planees usarlo. Para mucha gente, esta será la posición correcta del cuello. Plancha todo el largo del cuello ya doblado para marcar el doblés.

  6. 6

    Utiliza un collarín si tu camisa de vestir tiene la hendidura para colocarlo. Un collarín es una pequeña pieza de plástico estrecho que puedes insertar en el cuello para ayudar a dar la apariencia de un cuello rígido. La hendidura para el collarín se encuentra en la parte oculta del cuello, y puedes identificarla como una raja escondida.

Consejos y advertencias

  • Puede que necesites planchar el cuello de tu camisa con almidón cada vez que desees utilizarla.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles