Cómo endurecer tus nudillos

Escrito por leslie nierste | Traducido por josué miraflores m
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo endurecer tus nudillos
Endurece tus nudillos para mejorar tu desempeño en las artes marciales o el boxeo. (Comstock/Comstock/Getty Images)

Para quienes practican las artes marciales y el boxeo con los nudillos desprotegidos, acondicionarlos puede ser una parte muy importante del entrenamiento. Endurecer tus nudillos te puede ayudar a prevenir lesiones graves en las manos. Es posible endurecer tus nudillos de tres maneras diferentes: con flexiones, con golpes y practicando la caminata de nudillos.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Guías telefónicas
  • Una tabla de madera

Lista completaMinimizar

Instrucciones

    Flexiones de brazos

  1. 1

    Busca una superficie blanda, ésta puede ser una alfombra o pasto. El área debe ser lo suficientemente grande como para estirar completamente tu cuerpo.

  2. 2

    Colócate en la posición de flexión. Para llegar a esta posición, acuéstate con el pecho hacia abajo y coloca tus manos planas a la altura de los hombros, dobla los dedos de los pies de modo que las puntas toquen la superficie. Estira tus brazos para que tu cuerpo alcance una posición de tabla recta.

  3. 3

    Cambia la posición plana de tus manos a una posición de nudillos. Encoge cada uno de tus dedos por debajo de las manos hacia la palma para que tu peso corporal superior descanse sobre tus nudillos.

  4. 4

    Haz unas cuantas series de flexiones, de 10 a 20 repeticiones por serie. Haz tantas series como puedas, pero presta atención a la sensación en tus manos. Si tus nudillos te duelen demasiado, no continúes con el ejercicio hasta que hayas descansado un par de días.

  5. 5

    Cambia hacia superficies duras como suelos de azulejo, mármol o madera cuando te acostumbres a hacer flexiones con los nudillos. Cuando empieces a sentir menos dolor después de hacer flexiones con los nudillos sobre superficies blandas, intenta llevar a cabo unas cuantas series cortas sobre una superficie dura y mira los resultados en tus manos. Intenta hacer todas tus series y repeticiones poco a poco sobre una superficie dura.

  6. 6

    Lleva a cabo un seguimiento cuidadoso de tu progreso para que sepas cuánto puedes exigirte. Quizá desees aumentar poco a poco la dureza de la superficie para mejorar la densidad ósea en tus nudillos, pero hacer demasiado en tan poco tiempo puede resultar en fracturas en los nudillos.

    Golpes con la mano abierta

  1. 1

    Empalma dos guías telefónicas sobre una tabla de madera gruesa.

  2. 2

    Primero intenta golpear suavemente las guías telefónicas con las palmas, y luego con el dorso de tu mano durante cinco minutos al día.

  3. 3

    Agrega intensidad cuando sientas que tus manos se están acostumbrando a los golpes. Debes sentir cada vez menos dolor en tus manos después de las sesiones.

  4. 4

    Con el tiempo, retira una guía telefónica de la tabla, y después ambas. Una vez que tengas que golpear a la tabla, también puedes intentarlo con árboles durante estas sesiones de golpes.

    Caminar sobre los nudillos

  1. 1

    Encuentra a alguien que sea lo suficientemente fuerte como para levantar la parte inferior de tu cuerpo.

  2. 2

    Pídele a esa persona que sostenga tus pies y que camine detrás de ti mientras que tú caminas sobre tus puños. Comienza con un par de minutos al día, dos o tres veces a la semana. Aumenta el tiempo cuando tus nudillos dejen de estar doloridos después de las sesiones.

  3. 3

    Comienza el ejercicio sobre una superficie blanda, como el pasto o una alfombra y después cambia a superficies duras como el hormigón o el mármol.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles