Enfermedad isquémica de los pequeños vasos

Escrito por candace webb | Traducido por luciano ariel castro
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Enfermedad isquémica de los pequeños vasos
(Photodisc/Photodisc/Getty Images)

La enfermedad isquémica de los pequeños vasos coloca al paciente en un riesgo mayor de tener un accidente cerebrovascular. Por lo general se observa en personas que tienen otras enfermedades como hipertensión arterial o diabetes. Saber qué enfermedad isquémica de los pequeños vasos es y cómo se trata puede ayudar a los pacientes a sentirse más cómodos y firmes con respecto a su salud y estilo de vida.

Otras personas están leyendo

Vasos

La enfermedad isquémica de los pequeños vasos es también llamada enfermedad de la sustancia blanca y se refiere a una conclusión sobre una resonancia magnética o una tomografía axial computarizada. Esta efección es en realidad un subproducto de otras enfermedades y el impacto que estas enfermedades tienen en la materia blanca del cerebro. A diferencia de una enfermedad del cerebro en sí, ésta es producto de la evolución de ciertas enfermedades crónicas como la diabetes y la presión arterial alta.

Enfermedad isquémica de los pequeños vasos
A diferencia de una enfermedad del cerebro en sí, ésta es producto de la evolución de ciertas enfermedades crónicas como la diabetes y la presión arterial alta. (health image by Aleksandr Popov from Fotolia.com)

Vasos

El área del cerebro que se ve afectada por la enfermedad isquémica de los vasos pequeños es aquella donde las células del cerebro y las neuronas están conectadas. Los vasos que llevan el flujo de sangre a ese lugar se denominan pequeños vasos, mientras que los más grandes llevan el flujo sanguíneo a los grandes órganos, incluyendo el corazón, los riñones y los pulmones. Los vasos pequeños suelen ser las primeras áreas afectadas por la enfermedad de los vasos sanguíneos, incluyendo el desarrollo de la aterosclerosis que es una acumulación de placa que puede conducir a un accidente cerebrovascular.

Enfermedad isquémica de los pequeños vasos
Los vasos pequeños suelen ser las primeras áreas afectadas por la enfermedad de los vasos sanguíneos. (doctor image by Apple from Fotolia.com)

Significado

Cuando las personas envejecen, alguna enfermedad isquémica de los pequeños vasos se espera que aparezca en una resonancia magnética o una tomografía computarizada, pero cuando se ve en grandes cantidades es un indicador de que otras condiciones médicas están presentes, incluyendo la esclerosis múltiple, la enfermedad de Alzheimer o la enfermedad de Wilson. Las personas con antecedentes de migrañas, diabetes, presión arterial alta y el colesterol alto también tienen más probabilidad de presentar enfermedad isquémica de los vasos pequeños en los resultados de sus pruebas. Independientemente de la causa de la enfermedad, las personas que la padecen tienen un riesgo mayor de accidente cerebrovascular, por lo tanto, se les anima a tomar medidas preventivas antes de que ocurra una crisis.

Enfermedad isquémica de los pequeños vasos
Las personas con antecedentes de migrañas, diabetes, presión arterial alta y el colesterol alto también tienen más probabilidad de presentar la enfermedad isquémica de los vasos pequeños. (Pills image by Tomasz Pawlowski from Fotolia.com)

Prevención

Hay varios pasos que pueden tomarse para frenar la progresión de la enfermedad isquémica de los vasos pequeños como la reducción de la presión arterial y el colesterol. Si se optas por reducir estos números mediante dieta, ejercicio, medicamentos o una combinación de estos elementos, asegúrate de desarrollar el programa bajo la supervisión de un médico. Además, los diabéticos deben mantener su diabetes bajo control. Trabajar con un dietista o nutricionista puede ayudarte a aprender cómo alcanzar un nivel de azúcar en la sangre saludable y mantenerlo. Aunque no hay un medicamento efectivo para la enfermedad isquémica de los vasos pequeños, los medicamentos para reducir los factores de riesgo (incluyendo aquellos para el colesterol, la insulina y la hipertensión) se deben tomar según lo prescrito y deben llevarse a cabo chequeos regulares para determinar si éstos están funcionando o si es necesario realizar ajustes. Aunque la cirugía se puede realizar para curar la enfermedad isquémica de los grandes vasos, no es una opción con la enfermedad isquémica de los vasos pequeños.

Enfermedad isquémica de los pequeños vasos
Si se opta por reducir estos números mediante dieta, ejercicio, medicamentos o una combinación de estos elementos, asegúrate de desarrollar el programa bajo la supervisión de un médico. (pills and pill bottle image by Effie White from Fotolia.com)

Potencial

Cuando las evaluaciones médicas informan de que una persona tiene la enfermedad isquémica de los vasos pequeños se puede crear una sensación de ansiedad y preocupación por el aumento del riesgo de accidente cerebrovascular que esos hallazgos indican. La adopción de un estilo de vida que se dirige a la alimentación saludable, la reducción de azúcar en la sangre y la presión arterial y tener chequeos de rutina no sólo puede ayudar a aliviar el impacto de la enfermedad isquémica de los vasos pequeños sino que también beneficia al cuerpo de muchas otras maneras.

Enfermedad isquémica de los pequeños vasos
Consulta a tu médico para tomar las precauciones adecuadas. (doctor image by DXfoto.com from Fotolia.com)

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles