Enfermedad pulmonar intersticial en los niños

Escrito por ayisatu j. taylor | Traducido por maria eugenia gonzalez
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Enfermedad pulmonar intersticial en los niños
Enfermedades pulmonares intersticiales. (Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images)

Uno de los momentos más aterradores para cualquier padre es cuando tienen un hijo enfermo. Es incluso más aterrador cuando los médicos no pueden diagnosticar el problema y están confundidos sobre cómo tratarlo. Las enfermedades pulmonares intersticiales en los niños son raras y, aunque son difíciles de diagnosticar, pueden ser tratadas de manera exitosa.

Otras personas están leyendo

Importancia

Las enfermedades pulmonares intersticiales (ILD por sus siglas en inglés) son desórdenes pulmonares raros, causados por una inflamación que resulta en una cicatrización y engrosamiento de los tejidos intersticiales, provocando problemas crónicos del pecho o dificultades respiratorias. Aunque hay cierta coincidencia con la enfermedad pulmonar intersticial de adultos, esta afección en los niños es médicamente muy diferente. En los niños, puede comenzar inmediatamente después del nacimiento y por los general es diagnosticada dentro del primer año de vida. No obstante, en algunos casos la enfermedad se desarrolla y es diagnosticada en una amplia gama de edades durante la niñez. Aunque las causas específicas de estas enfermedades en los niños son desconocidas, se piensa que la mayoría son heredadas o el resultado de condiciones ambienales. También es importante notar que las enfermedades pulmonares intersticiales no son contagiosas.

Síntomas

Los pulmones son responsables de transportar oxígeno en el torrente sanguíneo y eliminar dióxido de carbono. La inflamación crónica del tejido pulmonar lleva a la cicatrización (fibrosis) de los alvéolos. Esta cicatrización interfiere con la capacidad de los pulmones de llevar oxígeno a la sangre; ante esta incapacidad, los pulmones se ponen rígidos y empiezan a encogerse, resultando en una creciente dificultad para respirar. Aunque los síntomas por lo general dependen de la causa exacta de la enfermedad, la tos seca y los problemas para respirar son síntomas muy comunes. En la mayoría de los casos, estos síntomas no están presentes inicialmente, sino que se desarrollan gradualmente. Algunos signos de bajos niveles de oxígeno prolongados en la sangre incluyen un corazón agrandado e hipocratismo en las yemas de los dedos.

Identificación

Identificar las enfermedades pulmonares intersticiales, así como sus causas, puede ser extremadamente difícil, en especial en los niños. Después de una serie de exámenes físicos, un profundo estudio de la historia clínica familiar y descartar otras posibles enfermedades, los médicos por lo general realizarán una serie de pruebas antes de dar el diagnóstico de una enfermedad pulmonar intersticial. Algunas pruebas de imágenes que han sido usadas para detectar esta enfermedad en niños pueden incluir radiografías de pecho, tomografías computarizadas de alta resolución y estudios de deglución de bario.

La radiografía de pecho (rayos X) es por lo general la primera prueba que se hace en los casos en que se sospechan problemas pulmonares, en especial en niños. No obstante, no son tan efectivos como las tomografías computarizadas para diagnosticar una enfermedad pulmonar intersticial. Las pruebas de estudios de deglución de bario también son utilizadas para encontrar evidencia de reflujo esofágico, que puede indicar un trastorno pulmonar crónico.

Consideraciones

Un número extraordinariamente grande de afecciones pueden confundirse con enfermedades pulmonares intersticiales, algunas veces resultando en diagnósticos incorrectos. Aunque algunas de estas enfermedades intersticiales presentan síntomas específicos y tienen causas identificables, otras no tienen características distintivas y las causas son desconocidas. Los médicos deben descartar otras afecciones médicas que se parezcan a una enfermedad pulmonar intersticial; como el asma, antes de dar un diagnóstico.

Hay nueva evidencia de que algunos desórdenes pulmonares intersticiales son vistos con más frecuencia en bebés, mientras que otros son más específicos en niño mayores, haciendo más acertado el diagnóstico inicial.

Prevención y solución

Ya que no hay una causa conocida exacta de las enfermedades pulmonares intersticiales en los niños, es casi imposible tomar medidas preventivas. No obstante, los médicos aconsejan a las mujeres no fumar y evitar inhalar humo de cigarrillo cuando están embarazadas. También recomiendan que no se expongan a ciertos químicos que podrían ser tóxicos y potencialmente fatales para el feto.

No hay cura para las enfermedades pulmonares intersticiales en niños o adultos, pero los prestadores de servicios de salud comúnmente recomiendan la terapia de oxígeno, tratamientos con inhalación de esteroides y una variedad de medicamentos antiinflamatorios (por lo general esteroides). Aunque la cirugía (trasplante pulmonar) es una posibilidad, es más una opción para adultos, ya que menos del cinco por ciento de los pacientes por debajo de los 18 años han recibido trasplantes de pulmones.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles