Enfermedades del árbol de ciruelas prunas

Escrito por charmayne smith | Traducido por susana lópez millot
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Enfermedades del árbol de ciruelas prunas
El ciruelo es un miembro de la familia de las rosas. (Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

Un miembro de la familia de la rosa, o Rosaceae, la ciruela es una fruta de hueso de crecimiento lento que alcanza una altura de unos 20 pies (6 m). Es un árbol tierno que es intolerante al frío. Aunque algunas especies de ciruelo son más susceptibles que otras, la ciruela es vulnerable a diversas enfermedades que pueden ser perjudiciales para el árbol si no se tratan.

Otras personas están leyendo

Apiosporina morbosa

Apiosporina morbosa es una enfermedad que desfigura a través de hongos que se producen durante largos períodos de tiempo húmedo. Esta enfermedad transmitida por esporas permanece latente en las grietas de la ciruela durante todo el invierno. El contagio se produce durante la primavera de las esporas que hibernaron. Las ciruelas infectadas desarrollan agallas negras en las zonas boscosas del árbol, desde el tronco hasta los tallos. El crecimiento excesivo de la Apiosporina morbosa rodea las ramas y los tallos, dando lugar a retrasos en el crecimiento de la ciruela y a la muerte progresiva de las ramas. Las áreas infectadas deben ser podadas para evitar la propagación de la infección. Los aerosoles preventivos de hongos son eficaces.

Taprina pruni

La Taprina pruni es una enfermedad común fúngica de las ciruelas que rápidamente desfigura y mata el follaje del árbol y la fruta. La enfermedad transmitida por esporas ataca las flores del ciruelo, brotes, follaje y frutos, haciendo que las áreas infectadas se marchiten y caigan del árbol. La fruta infectada a menudo desarrolla manchas blancas que se extienden con la infección. La Taprina pruni sólo se puede controlar durante el letargo del árbol. Los fungicidas deben ser aplicados después de la caída de la hoja y antes de que los brotes comiencen a hincharse. El área de la ciruela también debe mantenerse libre de hojas caídas para evitar que las esporas sean barridas del árbol por la lluvia y el viento.

Oídio

El oídio es una enfermedad fúngica que comienza como un problema estético. Esta enfermedad transmitida por esporas permanece latente en los restos de hojas y en la fruta que se encuentra alrededor de la base de ciruela. Las esporas son transportadas a la ciruela durante los períodos cálidos y lluviosos y crece en el nuevo crecimiento del árbol. Los árboles infectados desarrollan manchas blancas de moho en su follaje y frutos. En las primeras etapas, el moho se puede limpiar de la superficie. A medida que la enfermedad progresa, las áreas infectadas se secan y desfiguran. El oídio se puede prevenir fácilmente manteniendo el área libre de escombros y hojas y ramas caídas de la ciruela. Toda la fruta debe ser retirada durante la cosecha final. Los tratamientos fungicidas en primavera son útiles.

Consideraciones

Otras enfermedades comunes incluyen la agalla de la corona, la viruela del ciruelo, antracnosis, nudo negro, podredumbre parda y ulceraciones. Si vas a comprar un árbol de ciruela nuevo, trata de seleccionar uno que sea resistente a las enfermedades. Una vez que el árbol se planta, toma medidas para mantener el árbol creciendo vigorosamente. Proporciona el agua y el fertilizante apropiado y poda con regularidad para mantener su desarrollo saludable.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles