Enfermedades del gato y respiración con boca abierta

Escrito por erin maurer | Traducido por mariana nonino
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Enfermedades del gato y respiración con boca abierta
Abrir la boca para respirar puede ser un signo de varias enfermedades graves en los gatos. (cat licking mouth image by pixelcarpenter from Fotolia.com)

Abrir la boca para respirar en los gatos es una forma de respiración dificultosa y puede indicar una serie de condiciones pulmonares como el asma, derrame pleural, infecciones de las vías respiratorias y el virus de la inmunodeficiencia felina (FIV). Con el fin de entender los síntomas de un gato, es importante entender cómo funcionan sus pulmones. La comprensión de la anatomía y la función básica puede ayudar a los dueños a proporcionarle a los profesionales veterinarios una información más precisa. Una descripción detallada de los síntomas, incluyendo una respiración con la boca abierta, es esencial para el diagnóstico y un tratamiento adecuado.

Otras personas están leyendo

Anatomía de los pulmones felinos

Según los expertos de Cornell Feline Health Center, los pulmones de un gato son similares en estructura y función a los de un ser humano. Los pulmones son dos órganos de bolsas situados uno junto al otro a cada lado del corazón y son principalmente responsables de la ventilación y la perfusión. Cornell Feline Health Center define la ventilación como el acto de respirar y la perfusión como el acto de retirar el oxígeno del aire y cambiarlo por el dióxido de carbono.

Asma

Abrir la boca para respirar es un síntoma común del asma felino. Cornell Feline Health Center afirma que el asma es una de las dolencias pulmonares más comunes entre los gatos domésticos. El asma es más comúnmente desencadenado por una reacción alérgica, que provoca una sobreproducción de moco y se obstaculiza la respiración, de acuerdo con el sitio web Pet Well-being. La constricción de las vías respiratorias y la producción de moco asociado con el asma es una enfermedad crónica que puede empeorar con el tiempo. Aunque el asma es crónica, no tiene cura completa; el diagnóstico correcto y el tratamiento puede prolongar la vida de un gato. Un ataque de asma aguda puede ser fatal si no se trata.

Derrame pleural

Abrir la boca para respirar y la dificultad para respirar también es un síntoma de un derrame pleural. El derrame pleural afecta al revestimiento exterior del pulmón y la cavidad del corazón, conocida como la pleura. De acuerdo con Cornell Feline Health Center, una serie de condiciones de salud subyacentes pueden causar la pleura si se inflama y la zona se llena de líquido. Esto hace que un gato con la boca abierta tenga dificultad para respirar. Algunas posibles causas de derrame pleural incluyen la insuficiencia cardíaca, enfermedad renal, infecciones, cáncer y daño a las vías respiratorias del gato.

Infecciones respiratorias superiores

Las infecciones respiratorias superiores son otra condición que puede resultar en que un gato que tenga síntomas de boca abierta para respirar. Las infecciones en las vías respiratorias en los gatos son similares a los del resfriado común en las personas, de acuerdo con el sitio web Pet Place. Las infecciones de la nariz, la garganta y los senos son comunes y contagiosos entre los gatos domésticos. Este tipo de infecciones causan irritación en ojos y nariz, fiebre, estornudos y respiración por la boca abierta. El sitio web de Manhattan Cats advierte que los síntomas respiratorios de boca abierta acompañados de otros síntomas parecidos al resfriado deben ser entendidos como una situación de emergencia, ya que podrían ser indicativos de un problema más grave.

FIV y otras inquietudes

La respiración con boca abierta también puede ser una señal del virus de inmunodeficiencia felina (FIV) o evidencia de una infección parasitaria, de acuerdo con Cornell Feline Health Center. Algunos parásitos comunes que pueden causar que un gato experimente dificultad respiratoria incluyen gusanos del corazón y gusanos de los pulmones.

Diagnóstico y tratamiento

Debido a la gran variedad de condiciones que pueden causar que un gato tenga la boca abierta para respirar, es importante que los dueños le presten mucha atención a su gato y a sus síntomas. Llama al veterinario ante el primer signo de dificultad respiratoria y asegúrate de saber todos los síntomas acompañantes o condiciones. En situaciones de emergencia, los veterinarios probablemente llevarán a cabo un examen breve y tratarán de calmar la respiración del gato con oxígeno, según Cornell Feline Health Center. Después de la crisis se haya calmado, el médico diagnosticará la condición del gato y prescribirá tratamientos. Los tratamientos pueden incluir antibióticos, medicamentos orales o inhaladores de asma y medicamentos con esteroides.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles