Enfermedades que provocan sed excesiva

Escrito por ruth coleman | Traducido por priscila caminer
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Enfermedades que provocan sed excesiva
Herramientas para detectar la diabetes. (diabetic tools monitor image by Photoeyes from Fotolia.com)

Beber agua diariamente es esencial para el funcionamiento apropiado del cuerpo. Por lo tanto, cuando la gente experimenta una sed excesiva y prolongada esto puede ser un signo de enfermedad. Existen varias enfermedades cuyo síntoma común es la sed excesiva. Por lo general esto se relaciona con la pérdida de fluidos, lo que provoca sed cuando el cuerpo trata de reemplazar el líquido que se perdió.

Otras personas están leyendo

Diabetes mellitus

Las personas con diabetes mellitus tienen hiperglucemia, o niveles altos de glucosa en la sangre. Esta enfermedad se clasifica en diabetes tipo I o diabetes tipo II.

La sed excesiva, o lo que se conoce como polidipsia, es un signo común de ambos tipos de diabetes. La hiperglucemia ocasiona que haya glucosa en la orina y una micción frecuente cuando el cuerpo trata de corregir la hiperglucemia al deshacerse del exceso de glucosa. Esto causa una sed excesiva, ya que el cuerpo también está tratando de reemplazar los líquidos perdidos.

En la diabetes tipo I ocurre un proceso autoinmune que ocasiona que el cuerpo se ataque a sí mismo y que destruya a las células beta del páncreas, de acuerdo a los manuales de Merck. Las células beta secretan insulina, que es una sustancia que transporta glucosa de la sangre a las células y tejidos. Sólo las células del cerebro, del hígado y de la sangre pueden prescindir de la insulina para recibir glucosa.

Las personas con diabetes II tienen células beta, pero sus células y tejidos no responden a la insulina como deberían. Sus tejidos son resistentes a ella. Después de algún tiempo, la cantidad de insulina liberada por las células beta no puede combatir la resistencia de las células y tejidos y se desarrolla hiperglucemia.

Diabetes insípida

La hormona antidiurética, o ADH, es secretada por la glándula pituitaria posterior del cerebro. La ADH ordena a los riñones que retengan agua. En las personas con diabetes insípida nefrogénica los riñones no responden a la ADH, escribe la doctora en medicina Elizabeth Corwin en el "Manual de Fisiopatología". Esto puede suceder debido a una enfermedad renal, niveles bajos de potasio o altos niveles de calcio en el torrente sanguíneo, o bien por defectos genéticos. Ya que los riñones no retienen agua las personas con esta enfermedad orinarán mucho, ocasionando una sed excesiva.

En el caso de la diabetes insípida central, la glándula pituitaria posterior no segrega ADH. Esto es debido a un proceso autoinmune, a un defecto genético, a un tumor o a una infección. Como resultado los riñones no reciben el mensaje de retener agua. Esto se traduce en una micción frecuente y sed excesiva para reemplazar los líquidos perdidos.

Hiperaldosteronismo primario

El hiperaldosteronismo primario es una enfermedad común que causa aproximadamente entre un 5 y un 10% de todos los casos de hipertensión en Estados Unidos, según el "Diagnóstico y tratamiento médico actual". La aldosterona es una hormona producida en la parte externa de la glándula suprarrenal, llamada corteza suprarrenal. Esto hace que los riñones retengan sodio y liberen potasio. Sin embargo, tener niveles bajos de potasio en la sangre durante un período de tiempo ocasiona que los riñones sean resistentes e insensibles a la ADH. Las personas con esta enfermedad orinan con frecuencia y tienen sed excesiva.

Septicemia

En el caso de la septicemia, las bacterias que se encuentran en el cuerpo se expanden por el torrente sanguíneo. A medida que las bacterias circulan, los sistemas en el cuerpo responden para combatir la infección. Sin embargo, como se explica en los manuales de Merck, la seticemia puede ocasionar fallas en los órganos y choque. La presión arterial puede bajar demasiado y el cuerpo puede perder una gran cantidad de líquido del torrente sanguíneo. En respuesta a la pérdida de fluidos se desarrolla una sed excesiva.

Polidipsia psicógena

El "Manual de Fisiopatología" explica que algunos trastornos psiquiátricos, en especial la esquizofrenia, pueden causar sed excesiva. Cuando esto ocurre se conoce como polidipsia psicogénica. Los médicos aún no saben la razón de este trastorno que se caracteriza por una compulsión a beber grandes cantidades de agua. Si no se controla, los pacientes pueden desarrollar convulsiones o entrar en estado de coma, ya que el alto volumen de agua consumida reduce severamente los niveles de sodio en el torrente sanguíneo.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles