Enfermedades de Schefflera

Escrito por charmayne smith | Traducido por mariana palma
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Enfermedades de Schefflera
El follaje saludable de Schefflera mantiene un color verde intenso. (Stockbyte/Stockbyte/Getty Images)

La Schefflera es una planta tropical que ama el sol y crece mejor en lugares cálidos y húmedos donde no hay corrientes ni vientos. Aunque tiene necesidades que la hacen ideal como planta de interior, los ambientes internos hacen que este árbol resistente sea más susceptible a infecciones.

Otras personas están leyendo

Roya bacteriana

La roya es una enfermedad foliar que también puede afectar a los tallos. Una vez infectada, la planta desarrolla pequeñas manchas foliares necróticas que están rodeadas por una aureola amarilla. Las manchas aparecen a lo largo del margen de las hojas y avanzan hacia adentro de las mismas a medida que la enfermedad progresa. El follaje infectado se retuerce y distorsiona y los tallos se tornan color negro. Una Schefflera de interior adquiere la enfermedad, generalmente, desde otras plantas de la casa, usualmente las recientemente introducidas.

Manchas foliares

La Schefflera es susceptible a infecciones causadas por el hongo alternaria y a manchas foliares bacterianas. Aunque ambas enfermedades causan manchas en el follaje, estas son claramente diferentes en su apariencia. Las infecciones por alternaria provocan la aparición de manchas grandes y de color oscuro rodeadas por aureolas amarillas, mientras que las infecciones bacterianas provocan el desarrollo de manchas pequeñas y de color claro que se tornan de color marrón después de un tiempo. Ambas enfermedades son promovidas por altos niveles de humedad y por el estancamiento de agua. La presencia de esporas infecciosas puede ser reducida manteniendo las hojas secas.

Oídio

El oídio es una enfermedad fúngica que se presenta con más frecuencia bajo condiciones cálidas y secas, comunes de los ambientes de interior. Esta enfermedad infecta la superficie de las hojas provocando capas delgadas de hongo blanco y pulverulento. Con infecciones más severas, las hojas pierden su color y se forman parches amarillos y verdes, y los tallos quedan cubiertos de oídio. Las esporas de este hongo permanecen en estado de latencia sobre residuos foliares que quedan alrededor de la planta. Reduce la presencia de estas esporas manteniendo la maceta libre de residuos.

Consideraciones

Existen muchas especies de Schefflera, cada una con su propia susceptibilidad a enfermedades. La mejor forma de mantener la planta saludable es brindarle un cuidado regular y personalizado. Riega la Schefflera abundantemente y con poca frecuencia para mantener el suelo levemente seco. Siempre riega la planta al nivel del suelo para no mojar las hojas y nunca dejes que el follaje caído se acumule en la maceta. Mantén la Schefflera es un lugar cálido y soleado donde no haya corrientes de aire ni variaciones extremas de temperatura, como frente a conductos de calefacción, acondicionadores de aire y puertas que den a un patio. Ralea las hojas internas de la planta si su follaje es muy espeso para aumentar el flujo de luz y aire, lo que también reducirá la presencia de infecciones fúngicas y bacterianas.

Enfermedades de Schefflera
Mantén la planta en una habitación iluminada donde haya buena ventilación. (ULTRA F/Digital Vision/Getty Images)

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles