Cómo enfrentarse al miedo a la oscuridad

Escrito por kelly smith | Traducido por ehow contributor
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo enfrentarse al miedo a la oscuridad
(Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

La nictofobia, o miedo a la oscuridad, hace que las personas perciban algún tipo de peligro y experimenten ansiedad cuando se encuentran en espacios oscuros, lo que las obliga a dormir con una luz encendida o a evitar salir de noche. Aunque este miedo puede afectar a personas de cualquier edad, es más común en niños pequeños, ya que ellos no saben distinguir la fantasía de la realidad. En la mayoría de los casos, el miedo a la oscuridad se puede superar rápidamente si se recibe el apoyo adecuado.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Habla con tu hijo sobre su miedo a la oscuridad y escucha con atención lo que tenga que decirte. Explícale qué es el miedo y haz hincapié en que se trata de algo normal y pasajero. De esta forma ayudarás a tu hijo a sentirse seguro y a reforzar la idea de que entiendes por lo que está pasando.

  2. 2

    Actúa con paciencia y calma cuando trates el miedo a la oscuridad de tu pequeño. No exageres la situación, no te burles de él y tampoco los ignores como si se tratara de una tontería. El miedo del niño es real aunque sus motivos no lo sean.

  3. 3

    Evita decirle al niño que un monstruo, como el coco, se lo llevará si no se porta bien. Los niños pequeños suelen creer en estos seres y no son capaces de darse cuenta de que este tipo de comentarios son sólo una broma.

  4. 4

    Deja que tu hijo vea por televisión sólo lo que sea adecuado a su edad. Las imágenes de las noticias, de los espectáculos para adultos e, incluso, las de los dibujos que van dirigidos a niños mayores pueden inquietar a un niño pequeño. También debes elegir los libros que lee teniendo en consideración su edad, para protegerlo de imágenes y contenidos que puedan causarle terror.

  5. 5

    Establece una rutina relajante para tu hijo antes de irse a la cama. Evita la televisión y los libros estimulantes. En lugar de eso, léele una historia relajante, ponle música suave o charla un rato con él tranquilamente.

  6. 6

    Abstente de dar credibilidad al miedo que tu hijo siente a la oscuridad. Por ejemplo, en lugar de decirle que vas a inspeccionar el armario o bajo la cama para ver si hay algún monstruo, muéstrale que en esos lugares sólo están sus cosas.

  7. 7

    Proporciónale a tu hijo elementos que le den seguridad. Podrían ser, por ejemplo, su juguete o manta favoritos, o una lamparilla. Con estos objetos a su lado, los niños se sentirán capacitados para enfrentarse a sus miedos.

  8. 8

    Habla con el médico de tu hijo si su miedo dura más de unas semanas a pesar de tus esfuerzos por ayudarle a superarlos. Informa al médico de cualquier situación o suceso que pueda influir en el miedo del niño, como un divorcio, la muerte de un ser querido o una mascota, una mudanza o el reciente nacimiento de un bebé.

  1. 1

    Investiga la nictofobia. Comprender la fobia es un paso importante para superarla. Encontrarás información sobre la nictofobia y sus tratamientos en Internet (ver secciones de Referencias y Recursos).

  2. 2

    Identifica las causas potenciales de tu miedo a la oscuridad. Podría tratarse de eventos importantes de tu vida, como la pérdida de un ser querido, el miedo a un suceso violento (por ejemplo, un robo con allanamiento) o la ansiedad causada por un libro o una película de miedo. Determina si estos temores tienen una base lógica.

  3. 3

    Practica técnicas de relajación como, por ejemplo, ejercicios de respiración profunda o meditación. Utiliza estas herramientas para relajarte cuando empieces a sentir ansiedad en un lugar oscuro.

  4. 4

    Establece una rutina nocturna relajante. Evita los programas de televisión y los libros cuyo contenido te pueda alterar. En su lugar, céntrate en actividades que te relajen y te calmen, tales como la oración o la meditación, escuchar música relajante o tomar un baño caliente.

  5. 5

    Habla con tu médico o con un profesional de la salud mental si la situación no mejora con los cambios introducidos en tu estilo de vida. El médico podrá evaluar tu problema y recomendarte opciones de tratamiento, como someterte a terapia o administrarte algún tipo de medicación contra la ansiedad.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles