Cómo hacer un enjuague para la garganta con sal

Escrito por laurie meekis
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo hacer un enjuague para la garganta con sal

Para acabar con la flema y evitar dolores de garganta o para limpiar la boca, prueba este enjuague para la garganta o para hacer gárgaras, en lugar de comprar los preparados con químicos. Este viejo remedio casero no deja un desagradable sabor a medicina en la boca después de hacer gárgaras. Sólo deja un sabor salado al final. Cuando no puedas ir de inmediato a la tienda, prueba esta alternativa mucho más barata que las compradas. No estarás echando químicos fuertes por el desagüe, sólo agua salada.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Sal de mesa
  • Cucharas de medir
  • Una cuchara pequeña
  • Una taza o vaso
  • Agua caliente

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Llena un vaso o taza con agua muy templada o caliente. La pondrás en la boca y garganta pero no la tragarás, así que no la calientes tanto que te llegues a quemar.

  2. 2

    Mide una cuchara pequeña de sal y échala en el agua templada. Si no tienes una cuchara de medir, usa una normal. No tiene porqué ser una medida exacta. Luego, remueve la sal en el agua con la cuchara hasta que se disuelva.

  3. 3

    Echa la cabeza hacia atrás y llénate la boca con el líquido. Haz gárgaras durante medio minuto o más, agítala en la boca y escúpela. Repite hasta que hayas acabado el contenido del vaso. Puedes repetir este proceso a lo largo del día, si así lo deseas. Este es un modo fácil y barato de hacer tu propio enjuague bucal o de garganta.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles