Cómo enraizar una orquídea

Escrito por tanya khan | Traducido por lucrecia garcía
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo enraizar una orquídea
Divide y enraíza una orquídea después de que termine de florecer. (Dynamic Graphics/Polka Dot/Getty Images)

Las orquídeas son plantas exóticas que son terrestres o aéreas, lo que significa que pueden crecer de forma natural en el suelo o en las raíces de los árboles. Mientras que las orquídeas terrestres pueden tolerar los medios pesados ​​de plantación cuando desarrollan las raíces, las orquídeas aéreas requieren un medio luz para evitar que las raíces se pudran. Dependiendo de la variedad, a las orquídeas les lleva varias semanas hasta más de un mes para establecer raíces fuertes. Cuida la orquídea para que desarrolle un sistema radicular fuerte y extenso antes de trasplantarlo al sitio que hayas elegido para plantarla.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Un cuchillo
  • Una maceta
  • Un taladro de mano (opcional)
  • Arena o musgo sphagnum
  • Una bandeja
  • Guijarros

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Corta las partes que puedan tener raíces de una orquídea sana con un cuchillo afilado y esterilizado. Llamadas pseudobulbos, estas piezas se encuentran en la base de la planta donde las hojas se unen con las raíces o al final del tallo en flor, por debajo de donde se forman las raíces. Utiliza un cuchillo afilado para dividir el macizo de orquídeas.

  2. 2

    Taladra agujeros de drenaje a través de la base de la maceta, si es necesario, antes de rellenarla con arena o musgo sphagnum. Evita usar tierra para plantas común, ya que causa que la raíz se pudra. Rocía la maceta con agua hasta que esté húmeda y apisona con la mano para eliminar el aire atrapado.

  3. 3

    Inserta los pseudobulbos (las raíces de la orquídea divididas o el final de un grupo hojas) en el medio de la maceta. Cubre la parte superior del pseudobulbo ligeramente con el medio de plantación.

  4. 4

    Coloca la maceta en un lugar protegido con exposición indirecta y brillante a la luz del sol y temperatura constante entre 75 (23,8 grados Celsius) y 85 grados Fahrenheit (29,44 grados Celsius). Debido a que las orquídeas requieren humedad entre el 50 y 80 por ciento para desarrollar las raíces, coloca la maceta sobre una bandeja de guijarros y agua. Para prevenir que las raíces se pudran, asegúrate de que la base de la maceta que contiene el seudobulbo esté por encima del nivel de agua en la bandeja. Mantén el medio de plantación húmedo en todo momento.

  5. 5

    Inspecciona las raíces en crecimiento del pseudobulbo para determinar si puedes mover la planta afuera. Idealmente, las raíces sanas deben ser de color blanco cremoso o blanco. Las raíces marrones indican un exceso de humedad.

  6. 6

    Mueve la orquídea a un lugar en el que mejor se adapte a las condiciones de crecimiento una vez que las raíces crezcan una pulgada (2,54 cm) de largo. Evita exponer las orquídeas a fluctuaciones extremas en las condiciones de crecimiento de una sola vez, sino que haz que la transición sea gradual, preferiblemente durante un periodo de dos semanas para evitar el shock.

Consejos y advertencias

  • Usa arena como el medio de plantación si estás plantando orquídeas terrestres.
  • Si quieres, utiliza la hormona de enraizamiento para ayudar a que el pseudobulbo desarrolle raíces. Sigue las instrucciones de la etiqueta para la dosificación y aplicación.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles