Cómo enseñar la flotabilidad a los estudiantes de primaria

Escrito por stephanie rempe | Traducido por mercedes roch
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo enseñar la flotabilidad a los estudiantes de primaria
Los experimentos de flotabilidad les enseñan a los niños por qué algunos objetos flotan y otros se hunden. (Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

Cuando colocas un objeto en el agua, la mueves para hacer espacio para el objeto. La gravedad obliga a un objeto a bajar en el agua. La flotabilidad, una fuerza que los líquidos poseen para hacer que los objetos de menor densidad suban a la superficie, lo obliga a volver a la cima. Puedes enseñar la flotabilidad a los escolares de primaria usando elementos básicos del hogar para mostrar cómo trabaja esta función esencial de la naturaleza.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Agua
  • Cubos de hielo
  • Sal
  • Huevos
  • Vasos de beber
  • Cucharas de medir

Lista completaMinimizar

Instrucciones

    La flotabilidad del hielo

  1. 1

    Llena un vaso hasta la mitad con agua. Usa un vaso claro para que los niños puedan observar el experimento.

  2. 2

    Coloca un cubo de hielo en el vaso. Observa cómo el nivel del agua sube cuando se agrega el cubo de hielo, el cual desplaza al agua haciendo que esta utilice la fuerza para empujarlo hacia arriba. Esto sucede debido a que la densidad del cubo de hielo es menor que la densidad del agua. Parte del cubo de hielo permanece en el agua y parte de él se eleva por encima de la superficie, como un témpano.

  3. 3

    Añade 5 cucharadas de sal de mesa, una a la vez, al agua. La cantidad de sal que añades depende de la cantidad de agua en el vaso; más agua significa más sal. Mira lo que sucede con el cubo de hielo. Flota más alto en el agua a medida que agregas la sal. La sal aumenta la densidad del agua, haciendo que se empuje el cubo de hielo hacia arriba.

    La flotabilidad de un huevo

  1. 1

    Llena un vaso hasta la mitad con agua.

  2. 2

    Coloca un huevo en el vaso. El huevo tiene una densidad más pesada que el agua y se hunde hasta el fondo.

  3. 3

    Añade una cucharadita de sal al agua y añade una a la vez hasta llegar a 10 cucharaditas. La cantidad de sal dependerá de la cantidad de agua que haya en el vaso. Mira lo que sucede con el huevo. La sal aumenta la densidad del agua y hace que este flote hacia la superficie. Al cambiar la densidad del agua, la estás haciendo más pesada que la densidad del huevo, lo que hace que este flote.

Consejos y advertencias

  • Utiliza objetos de la casa para estos experimentos, como pasas, botones y bolas de goma de rebote en miniatura. Nota cómo el peso de los objetos afecta su flotabilidad. Los objetos más pesados ​​tienen una mayor densidad que el agua haciendo que se hundan hasta el fondo.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles