Cómo enseñar a un gato adulto a utilizar la caja de arena

Escrito por ehow contributor | Traducido por pei pei
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo enseñar a un gato adulto a utilizar la caja de arena
Es más complicado que un gato mayor quiera utilizar el arenero, pero no es imposible. (Comstock/Comstock/Getty Images)

En realidad no hay algo tal como entrenar a un gato en el uso de la caja de arena en el mismo sentido en el que entrenas a un perro a hacer lo quieres que haga. Casi siempre, en el momento en que recibes a un gato nuevo en tu hogar, ya debe haber aprendido a usar el arenero viendo a su madre. Si tienes un gato que nunca ha utilizado una caja de arena, dale algo que acepte y que se sienta capaz de usar.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Acomoda a tu gato en una habitación individual que tenga suelos fáciles de limpiar y donde puedas dejarlo seguro hasta que aprenda a usar el arenero. Coloca su comida y agua en un extremo de la habitación y una caja de arena limpia en el otro extremo.

  2. 2

    Coloca el arenero en un área donde tu gato tenga un poco de intimidad, pero también donde pueda acceder a él fácilmente. A muchos gatos les gusta tocar con su pata la zona alrededor de la caja antes de usarla. Si el piso debajo de la caja es suave, considera colocar una pequeña alfombra debajo del arenero.

  3. 3

    Elige un tipo de arena sanitaria de alta calidad, de preferencia de grano pequeño, para rellenar la caja. La mayoría de los gatos prefieren la arena fina, ya que tiene un tacto más suave. Si tu gato acostumbraba ir al baño en el exterior o si utilizaba las macetas de tus plantas de interior, mezcla una pequeña cantidad de tierra para macetas con la arena hasta que se acostumbre al arenero como tal.

  4. 4

    Agrega a la caja una capa de aproximadamente 2 pulgadas (5 cm) de arena. Cuando van al baño afuera, la mayoría de los gatos eligen un área que tenga una cierta cantidad de tierra en la que puedan rascar, pero nunca zonas donde sus patas se hundan cuando estén ocupados en lo suyo.

  5. 5

    Limpia la caja de arena de forma regular. Recoge las heces a diario y cambia la arena por lo menos 2 o 3 veces a la semana. Si el arenero está sucio, el gato optará por ir al baño afuera de él.

  6. 6

    Anima a tu gato a usar la caja, elogiándolo y premiándolo cuando la utilice correctamente. Recuerda que de nada te servirá castigarlo o regañarlo por no hacerlo. Tampoco funciona que lo alces y lo pongas a la fuerza sobre la arena, ya que el comenzará a asociar el uso del arenero con tu enojo y con un castigo.

Consejos y advertencias

  • Es más una cuestión de preferencias personales que de lo que quiera tu gato el hecho de elegir una caja de arena cubierta o una caja abierta regular. A la mayoría de los gatos no parece importarles lo que uses, sin embargo, si el tuyo es excepcionalmente tímido o si el área en donde has colocado el arenero no le proporciona la privacidad que necesita, quizá se sienta más cómodo con una caja cubierta.
  • Es muy recomendable que consideres el número de gatos que tienes y que prepares una cantidad mayor de areneros en la casa. Coloca las cajas en diferentes áreas de la casa para evitar que uno solo se apropie de la mayoría y mantenga a los otros lejos de ellas. La colocación de las cajas en áreas separadas también ayuda a asegurar que todos tengan acceso a una caja en el momento que la necesiten, no importa en qué parte de la casa se encuentren.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles