DESCUBRIR
×

Cómo enseñar las habilidades para el servicio al cliente

Actualizado 23 marzo, 2017

La reputación de una compañía no está sólo basada en los productos que fabrica. La forma en la que se trata a los clientes juega un rol primordial en la opinión general sobre la empresa y lo que se dice sobre ella a amigos y familia. Tener un buen servicio al cliente puede hacer que tu negocio se destaque entre los de tus competidores y haga que los clientes vuelvan a ti. Esa es la razón por la que es importante que les enseñes a tus empleados a tener buenas habilidades para cumplir con el servicio al cliente.

Instrucciones

Polka Dot Images/Polka Dot/Getty Images
  1. Habla con tus empleados sobre las habilidades básicas del servicio al cliente, en grupos, si te es posible. Alguna gente no ofrece un buen servicio al cliente simplemente porque no saben lo que ello implica. Cuando enseñes estas habilidades a la gente, asegúrate de que sepan de qué se trata y cómo lo pueden incorporar a su trabajo.

  2. Dales ejemplos de servicio pobre al cliente. La mayoría de la gente ha experimentado por lo menos una vez en su vida un mal servicio al cliente. Pídele a tus empleados sus experiencias en este sentido y cómo se sintieron. Anímalos a discutir lo que se podría haber hecho de forma diferente para haberle ofrecido al cliente una experiencia positiva en lugar de la negativa que tuvo.

  3. Anímalos a un juego de roles en sesiones grupales. Permite que los participantes prueben las habilidades que les estás enseñando uno con otro. Dales ejemplos de situaciones que podrán experimentar en sus trabajos, como un cliente enojado, un colega que no esté dando un buen servicio o un cliente que necesite mucha asistencia.

  4. Observa cómo practican las habilidades aprendidas. Luego de que los clientes se retiren, dales tu opinión sobre lo que hicieron bien y sobre lo que pueden mejorar.

  5. Recuérdales a los empleados lo que es importante. Luego de un tiempo se pueden poner displicentes. Combate esto creando recordatorios o pistas visuales. Por ejemplo, puedes poner un mensaje cerca del teléfono que les recuerde sonreír cuando lo atiendan aunque el que llama no los pueda ver.

Consejos

  • Considera pedirle a los clientes que califiquen a los empleados o dales tu opinión sobre el servicio que prestaron.