Cómo enseñar inglés con actividades lúdicas

Escrito por nicki callahan | Traducido por maria gloria garcia menendez
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo enseñar inglés con actividades lúdicas
Enseñar inglés con actividades lúdicas. (Pixland/Pixland/Getty Images)

Las actividades lúdicas o espontáneas son herramientas efectivas a la hora de enseñar inglés. Estas actividades animan a los estudiantes a practicar sus técnicas de idiomas en el acto y sin preparación. Estos ejercicios pueden ayudar al profesor a evaluar el nivel de conversación actual de un estudiante y puede ayudar a los estudiantes a practicar sus técnicas en situaciones muy parecidas a la vida diaria.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Introduce la idea de charlas improvisadas en tu clase. Escribe varios temas de charlas en hojas de papel. Pide al primer estudiante que extraiga una hoja de papel, lea el título y piense durante un minuto. El estudiante entonces da una charla entre cuatro y cinco minutos a la clase sobre ese tema. El objetivo es ofrecer al estudiante un periodo amplio de tiempo para hablar sobre un tema, demostrando su vocabulario y fluidez sin la ayuda de preparación. Los estudiantes se escuchan unos a otros u usan palabras variadas y sin interrupción.

  2. 2

    Planea una lección sobre obras teatrales satíricas improvisadas para la clase. Anota un número de esquemas de obras en hojas de papel. Divide tu clase en grupos de dos o tres estudiantes. Pide a cada grupo que extraiga un hoja y déjales tres o cuatro minutos para que discutan su mensaje y obra. Deja que cada grupo lleve a cabo su obra improvisada para la clase. Dando a los estudiantes sólo unos pocos minutos para que planifiquen garantizas que tienen el tiempo suficiente para planear las ideas de la obra, no el guión. Los estudiantes tendrán que improvisar sus líneas, trabajando con su grupo para crear un hilo argumental coherente e incorporando palabras que no se utilizarían en sus conversaciones corrientes.

  3. 3

    Divide la clase en pares y prepara una serie de temas de conversación. Escribe palabras aisladas como "sol", "gatos" o "tomates" en hojas de papel, luego pide a cada estudiante que extraiga una hoja. Los estudiantes intentarán explicar la palabra que tienen en su papel sin decir la palabra a su compañero. Tendrán que utilizar un amplio vocabulario y sus técnicas descriptivas para dar a conocer el significado.

  4. 4

    Prepara pupitres o sillas en un círculo grande y presenta una clase de conversación. Pide a los estudiantes que se sienten alrededor formando un círculo para animar una atmósfera de discusión. Prepara unas pocas preguntas amplias como "¿las personas de tu país viven para trabajar o trabajan para vivir?" Evita preguntas aburridas y básicas como "¿cuál es tu color favorito?" Presenta la pregunta a la clase y luego simplemente observa detalladamente y anima la discusión. Permite que los estudiantes respondan uno a otro y lleven la conversación. Cuando escuches que la conversación o interés va en declive, presenta otra pregunta y continúa la conversación.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles