Cómo enseñar a los niños paciencia y autocontrol

Escrito por lars tramilton | Traducido por maria gloria garcia menendez
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo enseñar a los niños paciencia y autocontrol
La paciencia es uno de los componentes más importantes para el buen comportamiento en los niños. (Jupiterimages/BananaStock/Getty Images)

Es muy importante que los padres comiencen a enseñar a sus hijos sobre los valiosos conceptos de la paciencia y el autocontrol desde muy temprana edad. Si los padres inculcan la paciencia desde el principio, ayudarán a un niño a mantener ese comportamiento a lo largo de la vida. Estos valores pueden ayudar a un hijo enormemente, fomentar actitudes para resolver problemas y actuar de manera calmada para dar una buena impresión a otras personas. Actúa y cría a un niño para que sea paciente y tenga el control en todo momento.

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Da un buen ejemplo. Para esperar el comportamiento paciente de un niño, los padres deben comportarse de esa manera. Recuerda que los niños tienden a copiar las acciones de los padres, tanto las buenas como las malas. Por ejemplo, no importa lo agitado o frustrado que puedas estar (tanto si has estado al teléfono durante una hora para ser atendido por servicio al cliente o si simplemente estás molesto por tu trabajo), debes abstenerte de responder a tu hijo de manera insolente e impaciente. Cuando actúas con impaciencia, envías un mensaje a tu hijo de que el comportamiento es aceptable y que lo avalas.

  2. 2

    Discute el concepto del tiempo con tu hijo. Los niños pueden ser nerviosos e inquietos, y viajar una hora en auto hasta la casa de la abuela puede parecer una eternidad. En vez de simplemente decirle a tu hijo "estaremos allí en una hora", trata de centrarte en hablar de lo que piensas hacer durante ese período de tiempo. Decir algo como, "vamos a mirar las granjas y las vacas por la ventana, y luego jugaremos con crucigramas". Después de que termines con esas cosas, anuncia que llevará aproximadamente una hora. Haz que la idea del tiempo parezca más real detallando los eventos y las actividades.

  3. 3

    Escucha al niño. Cuando estás esperando en una larga fila para hablar con el cajero del banco, dile a tu hijo que sabes cómo se siente. Di algo como, "la espera puede ser dura. Pero todos tenemos que ser justos y esperar nuestro turno". Indica a tu hijo que eres consciente de cómo se siente y luego pídele que te lo explique. Muéstrale a tu niño que estás escuchando activamente y te preocupas por lo que está diciendo. Pregúntale si está cansado, aburrido, si tiene hambre o tal vez miedo de perderse su programa favorito de dibujos animados. A veces, todo lo que un niño quiere es un poco de atención en estas situaciones.

  4. 4

    Encuentra maneras constructivas de pasar el tiempo. Fomenta la paciencia y el autocontrol descubriendo formas inteligentes para que un niño pase el tiempo. Por ejemplo, si estás esperando en la oficina del dentista durante media hora, pregúntale a tu niño si quiere aprender nuevas palabras de vocabulario. Entonces, enséñale algunas palabras útiles y pregúntale las definiciones a los pocos minutos. Sé productivo y enséñale cómo hacer el mejor uso del tiempo en lugar de ser impaciente, inquieto y perder el control y la moderación.

  5. 5

    Dile a tu hijo que haga una "lista de deseos". Los niños suelen ser impacientes y tener rabietas cuando quieren algo que no tienen. Si tu hijo pasa delante de la tienda de juguetes en el centro comercial y comienza a gritar porque quiere un juguete nuevo, dile que escriba su nombre (junto con sus otros "deseos") para que pueda obtenerlos para su cumpleaños u otra celebración (como Navidad, Hanukkah o cualquier otra ocasión). Animar a tu hijo para que espere por las cosas que quiere puede ayudar a desarrollar el autocontrol, la templanza, la paciencia e incluso el aprecio por el valor de las cosas.

  6. 6

    Ayuda a tu hijo a lograr la paciencia y disciplina a través de actividades. Una manera eficaz para que un niño cultive la paciencia y el control es a través de nuevos emprendimientos que requieran mucho tiempo y diligencia, por ejemplo tocar el violín, pintar o jugar al baloncesto. También considera leer cuentos en voz alta a tu niño de manera regular. Si animas a tu hijo a seguir una línea argumental, puedes ayudarle a fomentar los conceptos de paciencia y escucha activa.

Consejos y advertencias

  • Cuando un niño llega a ser excesivamente impaciente o se siente molesto cuando no puede lograr algo rápida o fácilmente, haz que tome un descanso rápido para despejar su mente y recomponer sus sentimientos. Enseña al niño que un poco de claridad y tiempo pueden ayudarle a recuperar la perspectiva y detener los sentimientos de impaciencia y molestia.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles