Cómo enseñar a los niños sobre el precalentamiento de la voz antes de cantar

Escrito por tania ruiz
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo enseñar a los niños sobre el precalentamiento de la voz antes de cantar
Cuida la voz realizando un adecuado calentamiento vocal. (Digital Vision./Digital Vision/Getty Images)

El canto es una actividad lúdica para los pequeños; están acostumbrados a escuchar el arrullo de mamá y a entonar melodías para jugar. Pero los niños no saben que deben calentar su voz para evitar lastimar sus cuerdas vocales. Los músculos de la garganta requieren de un proceso de calentamiento igual que los músculos de cualquier parte del cuerpo. Existen ejercicios específicos diseñados para disminuir la tensión muscular. La respiración adecuada y la relajación muscular son elementos que deben estar presentes al inicio de la clase de canto. Las siguientes técnicas te ayudarán a desarrollar un programa de calentamiento vocal.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Instrucciones

    Indicaciones

  1. 1

    Enseña a los pequeños a relajarse. Esto se logra con una adecuada respiración. Como a los pequeños les gusta jugar puedes incorporar actividades lúdicas que los ayuden a respirar y relajar sus músculos de la garganta. Una actividad recomendable es jugar a la hormiga y el león. La hormiga es un ser pequeño que respira con tranquilidad, el león es un ser grande que se mueve rápido y respira de manera agitada. Deja que los niños respiren de ambas formas para que noten la diferencia en su cuerpo y diles que la respiración adecuada es la de la hormiga.

  2. 2

    Para que aprendan la respiración abdominal, diles que se imaginen que tienen un globo en el estómago. Cada quien tendrá que inflar su globo al respirar y deberá retener el aire un momento. Después se desinflará el globo. Haz que los pequeños se acuesten boca arriba y que pongan las manos sobre su estómago. Al inhalar verán cómo suben sus manos cuando se infla el globo y al exhalar deben sentir que "el globo" se desinfla.

  3. 3

    Realiza ejercicios corporales para que los pequeños tomen conciencia de cómo está su cuerpo. Hazlos rotar su cabeza de derecha a izquierda y viceversa por lo menos cuatro veces. Después deben subir y bajar sus hombros. Pregúntales cómo sienten su cuerpo cuando sus hombros están arribas y haz que noten la diferencia de tener una postura relajada con los hombros abajo.

  4. 4

    Ahora es momento de dedicarle atención a los músculos de la cara. Abre y cierra la boca para que tus alumnos imiten tus movimientos. Mientras realizan estos ejercicios pueden comenzar a emitir el sonido de la letra "m", como si fuera un mantra. Dejen de mover los músculos de la cara. Inhalen y exhalen con el sonido "mmmm".

  5. 5

    Por último, di a tus alumnos que van a jugar escaleras musicales. Cada escalón representa un sonido de la escala musical. Abajo están los sonidos graves y arriba de la escalera los sonidos agudos. Puedes acompañar este ejercicio con un instrumento musical o puede hacerse sólo con la voz. Haz que recorran la escala por lo menos dos veces. Ahora están listos para cantar.

  6. 6

    Comienza por un repertorio de canciones sencillas que se acoplen a la tesitura normal de los pequeños. Esto los motivará a continuar con canciones más difíciles. Es importante que los niños se diviertan durante la clase y que no vean a la música como una tortura por la que deben pasar.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles