¿Cómo enseñar a los niños la purificación del agua?

Escrito por lynn anders | Traducido por jaime alvarez
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
¿Cómo enseñar a los niños la purificación del agua?
Enseña cómo purifcar el agua. (Jupiterimages/Comstock/Getty Images)

Hay muchos tipos de métodos de purificación de agua para que los niños aprendan, desde los procesos naturales de vías fluviales hasta cómo se limpia el agua potable. Enseñar la purificación del agua se vuelve mucho más fácil, y es más divertido, si los niños pueden ver, sentir y probar el proceso ellos mismos. Una actividad rápida y simple que demuestra la evaporación como una de las técnicas de purificación del agua se puede hacer con objetos encontrados por el aula. Este es un gran experimento para casi cualquier aula de primaria.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Papel
  • Lápices de color
  • Un tazón grande y transparente
  • Envoltura de plástico
  • Una banda grande de goma o cinta adhesiva
  • Agua
  • Colorante para alimentos
  • Una roca pequeña
  • Un vaso para beber
  • Sal
  • Sol o una lámpara de calor

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Coloca agua en el recipiente, llenándolo hasta la mitad. Mezcla colorante para alimentos y sal en el agua. Asegúrate de que el agua se ve imposible de beber, y pregúntale a los niños cómo creen que el agua se ve y sabe.

  2. 2

    Dale a los niños el papel y los lápices de colores para registrar sus observaciones. Pídeles que dibujen el tazón y muestren el color del agua. Para grupos de más edad, pídeles que escriban una frase o dos sobre cómo se ve el agua y cómo podría saber. Pídeles que etiqueten la parte superior del papel con un "antes".

  3. 3

    Coloca el vaso en el centro del tazón. Asegúrate de que está estable y no se moverá o volteará.

  4. 4

    Aplica la envoltura de plástico a la parte superior del recipiente y fíjalo con una banda elástica o cinta adhesiva. Debe estar ajustado pero con un poco de de espacio.

  5. 5

    Coloca la roca en la parte superior del plástico directamente sobre el vaso. La roca debe provocar que el plástico se sumerja y colgar sobre el vaso para que el agua gotee dentro pero que no toque el vaso.

  6. 6

    Coloca el tazón afuera en el sol o bajo una lámpara de calor. El calor volverá el agua en gas pero no el colorante de alimentos o la sal. Cuando el gas de H2O golpea el plástico más fresco, se condensará y se volverá agua, goteando de nuevo en el vaso y quedándose en el tazón la sal y el colorante de alimentos.

  7. 7

    Revisa el experimento cada hora. Una vez que el vaso tiene suficiente agua para que los niños la vean y prueben, saca el vaso y muéstraselo a los niños.

Consejos y advertencias

  • Al principio, es probable que sólo haya suficiente agua para que un solo niño la pruebe.
  • Puedes dejar este experimento funcionando hasta que toda el agua está en el vaso.
  • No coloques el tazón demasiado cerca de la lámpara de calor ya que el plástico puede derretirse.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles