Cómo enseñarles a tus niños a bordar

Escrito por jessica freytag | Traducido por gabriel guevara
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo enseñarles a tus niños a bordar
El bordado permite que los niños creen lindos diseños. (Jupiterimages/Comstock/Getty Images)

A menudo considerada una manualidad antigua, aprender a bordar a mano puede beneficiar a los niños de muchas maneras. Usar una aguja e hilo para hacer pequeñas puntadas desarrolla la coordinación muscular fina de un niño. Diseñar o elegir un diseño, decidir las combinaciones de colores y crear una imagen sobre la tela permiten que los niños expresen su creatividad. Finalmente, seguir un proyecto desde la etapa de planificación hasta completarlo les enseña los conceptos de paciencia y perseverancia. Tú puedes enseñarles a bordar a los niños de casi cualquier edad, y las habilidades que adquieren con esta actividad pueden servirles por el resto de sus vidas.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Tela blanca de algodón
  • Lápiz
  • Aro de bordado
  • Hilo de bordado
  • Tijera
  • Aguja de bordado

Lista completaMinimizar

Instrucciones

    Cómo enseñarles a tus niños a bordar

  1. 1

    Ayuda a tu niño a elegir un diseño. Para proyectos de principiantes, los dibujos con líneas simples son los mejores. Si tus niños crean sus propios diseños, anímalos a mantenerlos simples y relativamente pequeños. Para el primer proyecto, el diseño completo debe caber dentro de la circunferencia del aro de bordar.

  2. 2

    Prepara la tela: lávala, sécala y plánchala antes de cortarla a un tamaño apropiado. La tela que cortes debe ser varios centímetros más grande que el aro de bordado.

  3. 3

    Haz que tus hijos tracen sus diseños en la tela con un lápiz. Si no pueden ver el diseño a través de la tela, ayúdalos a pegar el diseño y la tela en una ventana. Pueden usar la luz adicional para visualizar y trazar el diseño.

  4. 4

    Muéstrales a los niños cómo colocar la tela bien tensada en el aro de bordado. Asegúrate de que el diseño esté centrado.

  5. 5

    Ayuda a los niños a enhebrar la aguja y a anudar el hiño; este debe tener aproximadamente el largo del brazo de los niños; un hilo más largo se enredará fácilmente. Los niños mayores usualmente pueden hacer esto ellos mismos, pero los niños más pequeños necesitarán que completes este paso por ellos.

  6. 6

    Demuestra la puntada que estás enseñando. Para un dibujo lineal, esta será la puntada corrida. Comienza con la aguja debajo del aro de bordado e insértala a través de la tela donde el niño quiera comenzar. Jala el hilo y ténsalo de manera que el nudo en el extremo del hilo quede tenso contra la tela. Siguiendo el diseño, inserta la aguja hacia abajo a través de la tela aproximadamente a medio centímetro (1/5 de pulgada) desde el punto donde comenzaste. Jala el hilo de manera firme, pero no demasiado para que la tela no se estire. Continúa con la demostración por varias puntadas.

  7. 7

    Deja que tus niños traten de realizar la puntada por ellos mismos. Ayúdales si se frustran demasiado o si ellos te lo piden. De lo contrario, déjalos completar lo más que pueden del proyecto por sí solos.

  8. 8

    Asegura el hilo cuando se vuelva demasiado corto para bordar o cuando tus niños completen su diseño: haz la última puntada en el mismo lugar tres veces. Después de esto, lleva tu aguja hacia atrás a través de la tela al inicio de esa puntada y haz otra puntada encima de ella. Repite esta puntada una última vez para asegurar el hilo.

Consejos y advertencias

  • Para un diseño muy fácil, traza el contorno de un molde para galletas directamente sobre la tela. Los niños más pequeños pueden encontrar el bordado en tela demasiado difícil. En este caso, dibuja una forma simple en una pieza de cartón. Perfora agujeros a espacios uniformes a lo largo del diseño y enhebra una aguja de tapicería sin punta para que ellos cosan.
  • El hilo de bordar tiene seis hebras unidas. Después de cortarlo según el tamaño del brazo, separa el hilo en unidades de dos o tres hebras para que se pueda coser con facilidad. Una vez que tus niños dominen la puntada corrida, continúa demostrándoles y enseñándoles puntadas más difíciles.
  • Los niños más pequeños siempre deben tener la supervisión de un adulto cuando usen tijeras y agujas con punta.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles