Cómo entablillar la pata rota de un perro o gato

Escrito por mia carter | Traducido por mike tazenda
Cómo entablillar la pata rota de un perro o gato

Debes entablillar a tu mascota tan pronto como se lastima.

dog image by Michal Tudek from Fotolia.com

En los momentos posteriores a una lesión, muchos dueños están tentados de correr al consultorio del veterinario. Pero al hacer esto, dejarás a tu perro o gato más vulnerable a lesiones graves mientras espera por la atención que necesita en la clínica veterinaria. Cuando una pata no se entablilla, una fractura muy fina puede agravarse, y en algunos casos, los afilados bordes del hueso pueden lesionar vasos sanguíneos, tendones, ligamentos, e incluso los músculos y la piel, llevando a una fractura expuesta. Luego de descubrir que tu perro o gato se ha roto una pata, debes entablillarlo para prevenir daños mayores.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Percha de alambre
  • Rollo de gasa (preferentemente) o cinta gruesa (como cinta de enmascarar)
  • Cinta adhesiva o cinta medicinal
  • Bozal
  • Hielo
  • Alguien para ayudarte

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Evalúa la lesión del animal. Una pata rota pende y se mueve como si estuviera suelta, y el animalito no tiene control sobre la porción de pata por debajo de la lesión. La hinchazón no siempre es instantánea. Si tienes dudas sobre si la pata está rota o no, opta por entablillarla. Otras lesiones, como un desgarro de ligamentos, también se beneficiarán por este procedimiento.

  2. 2

    Haz que un miembro de tu familia o un amigo haga sentar al perro o gato lastimado. Evita que se mueva hasta que hayas completado el entablillado. La otra persona debe acariciar y calmar al animal. Aplica hielo sobre la lesión mientras la segunda persona reúne los materiales necesarios para entablillar la pata.

  3. 3

    Reúne el material que necesitas. Necesitarás una percha de alambre y un rollo de gasa para envolver la pata. Si no tienes gasa, puedes usar cinta de enmascarar o eléctrica, pero no la apliques directamente sobre el pelo. En su lugar, envuelve la pata con una toalla o papel tisué y luego aplica la cinta adhesiva, para evitar el dolor al quitarla. Si no tienes cinta, puedes usar un trozo de trapo o de tela en tiras y atarlos alrededor de la pata, asegurando la percha de alambre en su lugar.

  4. 4

    Considera usar un bozal, ya que incluso el perro más dócil y amigable puede volverse agresivo si está dolorido. Y aunque el entablillado intenta no mover el miembro lastimado, puede ser doloroso de todas maneras. Aplica hielo para reducir la inflamación antes de entablillar y durante el viaje al consultorio del veterinario.

  5. 5

    Desarma una percha de alambre y dóblala sobre sí misma varias veces hasta que tenga el largo aproximado de la pata de la mascota. Si tienes pinzas, puedes cortar el exceso de alambre, ya que no necesitas un largo mayor al de la pata. Aplica cinta sobre cualquier borde filoso para evitar cortes y raspones.

  6. 6

    Acércate al perro y colócale un bozal. Si no tienes un bozal, usa cinta, un pañuelo o una tira de tela para envolver el hocico durante el proceso. En el caso de un gato, un familiar o amigo puede sostenerle la boca. Incluso un manipuleo suave puede ser muy doloroso si la pata está rota, y el dolor puede llevar a que las mascotas más dóciles se vuelvan agresivas.

  7. 7

    Dobla el alambre en la forma aproximada de la pata de la mascota. Debes entablillar la pata en una posición neutral: ni completamente extendida ni completamente doblada.

  8. 8

    Coloca el alambre sobre la pata con suavidad. Comienza a envolver con la gasa suavemente, asegurando el alambre a la pata. El vendaje debe ser moderadamente firme para mantener el entablillado, pero no muy apretado ya que cortará la circulación del animal. Si tienes dudas sobre si el vendaje es muy apretado, practica primero en tu muñeca y espera un minuto. Si sientes cualquier molestia, afloja el vendaje e intenta nuevamente. No intentes volver a alinear la pata si está torcida, envuélvela así como está. Intentar re-alinear un miembro puede ser muy doloroso y los fragmentos de hueso pueden causar daño adicional a los vasos sanguíneos, músculos y la piel.

  9. 9

    Envuelve la pata por completo, y luego usa un poco de cinta para asegurar la gasa en su lugar. Si no cuentas con gasa, corta un trozo de gasa en tiras y ata las tiras sobre la pata y el alambre en ambos extremos y en dos o tres lugares más a lo largo del miembro. Si no tienes tiras de tela, usa cinta adhesiva, pero no la apliques directamente sobre el pelaje. Coloca primero una toalla de papel o un trozo de tela sobre la pata y luego envuelve con la cinta. Otro truco requiere doblar un trozo grande de cinta sobre sí misma (con los lados con pegamento uno contra el otro). Esta porción de cinta puede usarse como barrera entre la cinta, el adhesivo y el pelo.

  10. 10

    Si es posible, lleva al perro o gato al coche. Si el perro es demasiado grande, desliza una toalla por debajo de sus cuartos traseros y tira de ella para ayudarle a caminar.

  11. 11

    Haz que un familiar o amigo te ayude a transportar a tu mascota a la clínica, de ser posible. Esta persona puede sentarse con el animal y ayudar a estabilizarlo cuando el vehículo gira, en el caso de que no tengas un cinturón de seguridad para perros. Con un perro pequeño o un gato, debes colocarlo dentro de una jaula, la cual se asegurará en su lugar con el cinturón de seguridad. La segunda persona también puede aplicar hielo al animal herido durante el viaje, para reducir la inflamación y el dolor.

    Entablilla el dedo roto de tu mascota

  1. 1

    Usa un rollo de gasa o cinta para envolver el pie por completo. En el caso de la gasa, envuelve el pie y el tobillo para mantener la gasa en su lugar. Usa un movimiento en forma de "ocho" con las vueltas circulando el pie y el tobillo.

  2. 2

    Presta atención a los dedos al envolver con gasa. La envoltura alrededor de los dedos debe ser firme, pero no apretada porque impedirá la circulación. Envolver los dedos los mantendrá juntos como unidad, y limitará el movimiento de un dedo lastimado.

  3. 3

    Lleva a la mascota al coche y transpórtala inmediatamente a la clínica veterinaria. Si es posible, lleva alguien contigo que aplique huelo al pie para reducir el dolor y la inflamación.

Consejos y advertencias

  • Si la rotura no involucra a una artigulación, y no cuentas con una percha de alambre, enrolla un periódico, revista o similar alrededor de la pata en forma de tubo. Aplica cinta para asegurar los extremos. Este tubo servirá como entablillamiento en casos en que no cuentes con alambre, aunque sólo funciona para fracturas que no toquen la articulación. La sección lastimada debe ser derecha.
  • Un amigo o familiar puede ser muy útil para aplicar el entabllillado y durante el viaje a la clínica.
  • En el caso de una fractura expuesta, aplica presión para detener el sangrado, y si es necesario, envuelve con gasa o toalla de papel para absorber la sangre.
  • No trates de alinear los huesos rotos. Esto no sólo es muy doloroso, sino también peligroso y puede llevar a una enorme pérdida de sangre, daño a los músculos, ligamentos, tendones y otras estructuras en la pata. Entablilla la pata así como está.
  • Ten precaución al tratar un animal herido y usa el bozal de ser posible, ya que puede volverse agresivo.
  • Traslada el animal herido rápidamente a la clínica del veterinario luego de entablillarlo. Demorar el tratamiento puede empeorar la lesión, causar un dolor innecesario e incluso la muerte en algunos casos.

No dejes de leer...

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media