Salud

¿Cómo entran los patógenos al cuerpo?

Escrito por rose kivi | Traducido por alejandra medina

Otras personas están leyendo

¿Cómo entran los patógenos al cuerpo?

Los patógenos pueden entrar por la boca.

mouth image by JASON WINTER from Fotolia.com

Patógenos

La definición de patógeno es "productor de enfermedades". "Pato" significa enfermedad y "gen" es productor. Los patógenos son organismos microscópicos que pueden enfermar a una persona o animal. Ejemplos de patógenos son bacterias, virus, protozoos y hongos. No todos los organismos microscópicos son dañinos. Algunos no causan efectos en humanos o animales. Los que son dañinos se llaman patógenos. A veces entran al cuerpo y provocan enfermedades. Si consideramos que existen numerosos patógenos en cualquier parte del mundo, el cuerpo hace un increíble trabajo al bloquear la entrada de patógenos al cuerpo y al combatir los que logran entrar. Los patógenos pueden entrar al cuerpo por medio de cortes en la piel, a través de los pulmones, del sistema digestivo, de las membranas mucosas, de los ojos y de los oídos. Básicamente, los patógenos pueden entrar al cuerpo por cualquier lugar donde haya una apertura.

Piel

La piel sana provee una barrera protectora contra los patógenos e impide que entren al cuerpo. La piel que está en peligro, puede permitir que entren patógenos. Los cortes, los rasguños y las erupciones dejan aberturas en la piel que permiten la entrada de patógenos. Aunque los rasguños y erupciones parecen no dejar aperturas en la piel, en realidad lo hacen. Son áreas dañadas de la piel que causan pequeñas aberturas en ella. A veces, la piel tiene abrasiones y erupciones minúsculas que no están a la vista. La ausencia de dichos daños en la piel no garantiza que la piel está sana, por lo que muchos doctores y enfermeras usan guantes. Agujas sucias o instrumentos que perforan la piel pueden permitir que los patógenos entren al flujo sanguíneo. Es por ello que los doctores y enfermeras usan agujas e instrumentos médicos esterilizados.

Sistema respiratorio

Algunos patógenos se encuentran en el aire. El simple hecho de respirar expone al sistema respiratorio, pero un sistema respiratorio sano produce mucosa que atrapa los patógenos y después los elimina. Así que los mocos y la mucosidad no siempre son algo malo. Los pulmones están forrados con una barrera de mucosidad protectora para atrapar mucosa. Algunos patógenos pueden atravesar esa barrera y atacar los pulmones. Así es como ocurren las infecciones respiratorias.

Sistema digestivo

Poner algo en la boca es poner algo en el sistema digestivo. La boca es la primera parte del sistema digestivo. Los patógenos que entran al sistema digestivo pueden provocar enfermedades. La intoxicación alimenticia, la gastroenteritis y las infecciones parasitarias pueden ser el resultado de patógenos que entran al sistema digestivo. Ingerir comida y beber agua no son las únicas formas en que los patógenos entran al sistema digestivo. Tocarse la boca o colocar dedos u objetos en la boca puede servir para introducir patógenos. Algunas personas tienen el hábito de morderse las uñas, lamer sus dedos o masticar lapiceros. Las uñas, manos y objetos pueden tener patógenos que contaminan el sistema digestivo. Para prevenir enfermedades, es buena idea lavarse las manos antes de colocarlas en la boca o cerca de ella y no colocar objetos en la boca. El ano es la última parte del sistema digestivo. Los patógenos pueden entrar por medio del ano cuando se colocan objetos contaminados en él, o por medio de la actividad sexual. El uso del condón se recomienda durante la actividad sexual para reducir las probabilidades de patógenos que se trasmiten sexualmente. El equipo para hacer enemas e irrigación del colon debe esterilizarse antes de su uso para reducir la probabilidad de exponerse a patógenos.

Membranas mucosas

Los patógenos pueden entrar a las membranas mucosas, como la nariz y la vagina. Colocar dedos u objetos sucios dentro de la nariz puede exponer el cuerpo a patógenos. La actividad sexual puede exponer la vagina a patógenos de transmisión sexual. Se recomienda el uso del condón para evitar la contaminación de patógenos durante la actividad sexual. Los objetos, como duchas de mano, deben esterilizarse para su uso. Las mujeres deben lavarse las manos antes de usar tampones para reducir el riesgo de transferir patógenos de las manos a la vagina.

Ojos y oídos

Los ojos y los oídos son aperturas del cuerpo por donde los patógenos pueden entrar. La sangre, el vómito, la orina y la saliva que entran a los ojos puede exponer el cuerpo a patógenos. Es por ello que los cirujanos usan visores para evitar la exposición de patógenos en los ojos. Colocar objetos sucios en los oídos puede exponerlos a patógenos. Algunas personas colocan gomas de lápices y otros objetos sucios en las orejas. Esto no debe hacerse. No sólo puede exponer las orejas a patógenos, también puede dañar los tímpanos si el objeto entra profundamente al canal del oído. Los aparatos para escuchar deben estar limpios y sólo deben usarse hisopos esterilizados.

Más galerías de fotos

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media