Entrenamiento de educación basada en competencias

Escrito por janie sullivan | Traducido por maría j. caballero
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Entrenamiento de educación basada en competencias
(Education Sign image by sonya etchison from Fotolia.com)

La educación que se centra en lo que los estudiantes pueden hacer, en lugar de lo que pueden aprender es la educación basada en competencias. El entrenamiento para convertirse en un educador basado en competencias requiere el estudio de la enseñanza de diversas teorías del aprendizaje que se centran en los resultados del aprendizaje con las definiciones específicas y medibles de la conducta del conocimiento, la habilidad y el comportamiento del alumno. Las competencias son un conjunto de habilidades, conocimientos y conductas que alguien debe haber alcanzado con el fin de realizar tareas, trabajos o actividades en el mundo del trabajo.

Otras personas están leyendo

Educación basada en competencias

Seleccionar las competencias para el plan de estudios requiere un trabajo de interacción y colaboración entre los expertos en la materia (SME, por sus siglas en inglés), los instructores (no siempre son lo mismo que los SME), los participantes y los miembros de la comunidad empresarial. Con el fin de elegir las competencias adecuadas, todos los participantes deben entender qué es lo que se necesita para tener éxito una vez que los estudiantes dejen la escuela. Los representantes del sector empresarial y de la comunidad serán capaces de identificar qué es lo que quieren que los graduados a sean capaces de hacer, los SME entenderán qué competencias pueden alcanzarse dentro de los límites del contenido y los instructores sabrán cómo enseñar el contenido para que las competencias sean alcanzables.

Entrenar a las partes interesadas para identificar las competencias

De acuerdo con el Online Dictionary, una habilidad es una capacidad o técnica que se ha desarrollado a través del entrenamiento o la experiencia. La capacidad de comunicarse es una habilidad, la capacidad para comunicarse efectivamente demuestra competencia en esa habilidad. Por supuesto, "efectivamente" necesita ser definida también, lo que permitirá aclarar el nivel de competencia que se tiene en la habilidad. Con el fin de elegir las competencias para una determinada tarea, trabajo o actividad, los interesados ​​deben decidir primero lo que hay que hacer para completar el proyecto. El siguiente paso consiste en determinar el nivel de competencia que se necesita alcanzar para lograr el éxito. Las rúbricas son excelentes herramientas para evaluar el nivel de competencia que un estudiante ha alcanzado.

Evaluación del logro de competencias

Una vez que la competencia se ha decidido, es hora de evaluar el nivel de logro. Utilizar una matriz de valoración en esta fase ayudará a las partes interesadas y a los estudiantes para determinar lo que hay que hacer para alcanzar el nivel de competencia necesario en la habilidad con el fin de alcanzar el éxito. Una rúbrica normalmente tiene cuatro o cinco niveles, a veces denominados: inicio, desarrollo, alcanzado y ejemplar. Un quinto nivel puede ser sin evidencia. Cada uno de los niveles debe tener una descripción de lo que parecía satisfacer ese nivel. Puede haber tres o cuatro categorías que se evalúan en cada nivel. Las categorías estárán vinculadas a la competencia. Por ejemplo, si la rúbrica fue la evaluación de una competencia en la escritura, las categorías podrían ser contenido, mecánica y evidencia de investigación. Cada una de las categorías se evaluará de acuerdo a la descripción del nivel de competencia para determinar si el estudiante alcanzó o no el nivel adecuado de competencias para el éxito.

Características de la educación basada en competencias

Un currículo basado en competencias incluirá declaraciones de resultados muy específicos que contienen las competencias a alcanzar. Estas declaraciones de los resultados también pueden ser consideradas como objetivos del estudiante y son cuantificables. Un estudiante en un programa basado en las competencias seguirá en la clase hasta que demuestre un nivel de competencia que muestre el dominio. Normalmente hay varios tipos de estilos de enseñanza utilizados, incluyendo las actividades en grupo, ejercicios prácticos, rendimiento individual, etc. El objetivo de un programa basado en las competencias no está en la teoría del aprendizaje, sino en las necesidades del alumno. Esas necesidades son en general las competencias básicas, la aplicación de esas habilidades y el logro de mayores habilidades. La instrucción basada en las competencias por lo general proporciona al alumno una respuesta inmediata y se ajusta a las necesidades del alumno.

Ventajas y desventajas de la educación basada en Competencias

Los alumnos que utilizan un currículo basado en competencias, aumentarán la confianza en sí mismos a medida que avanzan en el nivel de competencia alcanzado. Hay más tiempo en un aprendizaje basado en competencias ya que se establece para brindar atención individual y retroalimentación, así como tiempo para practicar y aprender la habilidad en lugar de escuchar una serie de conferencias acerca de la habilidad. Algunas desventajas incluyen volver a caer en los métodos de enseñanza tradicionales, si no hay suficiente seguimiento y capacitación para los facilitadores. Si las competencias y rúbricas de acompañamiento no son cuidadosamente seleccionadas y planificadas para garantizar una implementación exitosa, el plan de estudios no será lo suficientemente fuerte como para soportar una verdadera competencia basada en la experiencia de aprendizaje. Un currículo basado en competencias, si se hace bien, mejorará el nivel de cualificación de los profesionales en empleos de cuello blanco, así como los trabajadores en empleos de cuello azul.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles