Entrenamiento físico de las fuerzas especiales

Escrito por vladimir sarlat | Traducido por verónica sánchez fang
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Entrenamiento físico de las fuerzas especiales
Entrenamiento físico de Fuerzas Especiales. (training (boy) image by araraadt from Fotolia.com)

Las formación física de las fuerzas especiales es considerada parte de la preparación física más exigente del mundo. El Ejército de los Estados Unidos sólo acepta a personas en buena forma física que cumplan con los requisitos mínimos de aptitud, peso y altura. La capacitación consiste en múltiples disciplinas, como natación, correr, escalar y ejercicios de gimnasia básica tales como flexiones, abdominales y dominadas. Si bien esto parece fácil, hay escasez de individuos aptos que no pueden completar los regímenes de ejercicio requeridos por las Fuerzas Especiales.

Otras personas están leyendo

Historia

Las Fuerzas Especiales de los Estados Unidos, también conocidos como los Boinas Verdes, se remontan a la Segunda Guerra Mundial en la Oficina de Servicios Estratégicos. Esta oficina fue creada para reunir inteligencia y para llevar a cabo las operaciones tras las líneas enemigas. Las Fuerzas Especiales modernas tienen la capacidad de estar en todas partes a la vez, muchas veces sin que el enemigo ni siquiera lo sepa. Las misiones de las Fuerzas Especiales incluyen guerras no convencionales, de reconocimiento especial, lucha contra el terrorismo y la acción directa.

Tipos de entrenamiento físico

Los Boinas Verdes utilizan una prueba llamada Evaluación de las Fuerzas Especiales y el Curso de Selección. Para ser seleccionado para esta prueba debes cumplir con los requisitos básicos de acondicionamiento físico al anotar un mínimo de 260. Algunos de los requisitos incluyen:

100 flexiones en dos minutos 100 abdominales en dos minutos Dos millas (3,22 kilómetros) de largo en 12 a 14 minutos

Una vez aceptado, se te trasladará a la primera de dos fases. La primera fase es física e incluye:

Duración: Cuatro o cinco veces a la semana, de tres a cinco kilómetros tan rápido como sea posible. Marcha con una mochila que lleva de entre 30 (13 kilos y medio) a 50 lb. (22 kilos y medio) durante cinco (8,05 kilómetros) a 15 millas (24,14 kilómetros).

Piscina: De dos a tres veces por semana, entre 1.000 y 2.000 metros. Nadar con botas y uniformes en unos 100 metros.

Abdominales: 200 a 300 Dominadas: 75 a 100 Flexiones de brazos: 200 hasta 300

Carreras de obstáculos: cursos para la velocidad, la agilidad y el tiempo de diversas disciplinas. Orientación: Mapa y brújula para la formación de leer y navegar por el terreno. Marchas con mochilas: cargar una mochila y marchar distancias de 15 (24,14 km) a 18 millas (28,97 km).

La segunda fase entrena y mide las habilidades de liderazgo y aptitudes del trabajo en equipo, y por lo tanto no implica el entrenamiento físico.

Significado del entrenamiento

Los soldados se someten a un entrenamiento intensivo en las Fuerzas Especiales que es esencial para desempeñarse bajo una presión extrema en diversos climas y condiciones. Las Fuerzas Especiales están altamente calificadas para participar en la extracción, reconocimiento y combate, bajo cualquier circunstancia, debido en gran parte a este tipo de formación. Más que unos simples levantamientos y abdominales, la formación de los boinas verdes permite a los soldados que vayan más allá de los límites de su cuerpo para soportar el estrés tremendo y cumplir la misión.

Fuerza y resistencia

La guerra moderna exige a un soldado una condición física óptima. La formación de los Boina Verdes se centra en la fuerza y ​​la resistencia a través de ejercicios de resistencia cuidadosamente elaborados que trabajan múltiples grupos musculares al mismo tiempo. La ventaja de este tipo de entrenamiento es un músculo que puede sostener a los soldados o eludir la fatiga.

Cardio

Las Fuerzas Especiales de Estados Unidos tienen la capacidad de tomar por sorpresa muy por detrás de las líneas enemigas y pasar desapercibidas durante semanas, mientras que recolectan inteligencia vital. Esto se logra con el alto nivel de capacidad cardiovascular desarrollada a través de la formación. Los Boinas Verdes son capaces de cubrir las enormes cantidades de suelo, con las mochilas, las municiones y otros equipos. El entrenamiento con el ritmo cardíaco elevado y sostenido dentro de los 50 a 85 por ciento de frecuencia cardíaca objetivo (FCO) durante largos períodos de tiempo es un componente importante de la formación de las Fuerzas Especiales.

Flexibilidad

Una parte importante de la formación es la flexibilidad. Mediante la incorporación de estiramientos en cada aspecto de la formación, el boina verde es capaz de mejorar la amplitud de movimiento, reducir las lesiones en las articulaciones, los músculos y los ligamentos y llevar a cabo numerosas tareas físicas exigentes.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles