Entrenamiento personal 101

  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail

Encuentra tu estado físico ideal y crea tu propia meta

Entrenamiento personal 101
(IT Stock/Polka Dot/Getty Images)

Cualquiera puede salir y darte una paliza. Un buen entrenador sabe hacer los ajustes necesarios de acuerdo a tu edad y estado de salud.

— Jamie Milnes, entrenador de celebridades y fundador de Get Fit Go Play.

Un buen entrenador personal puede ayudarte a adelgazar y ser más fuerte tan rápido como un mal entrenador puede vaciar tu billetera y dejarte cojeando. Un entrenador personal bien preparado sabrá guiar tu fuerza y tus objetivos sin producirte lesiones.

Primero las credenciales, por favor

Pide credenciales. Cualquiera puede llamarse a sí mismo entrenador personal; sin embargo, existen programas educativos para entrenadores, los cuales requieren hacer diversos cursos, talleres, exámenes y desembolsos. Invertir tiempo y dinero en una credencial profesional es una indicación de que esta persona toma en serio su carrera.

Se espera que los puestos de empleo para estos trabajadores aumenten más rápidamente que el promedio de las demás ocupaciones, según la Agencia de Estadísticas de Empleo de Estados Unidos. Para establecer estándares para este crecimiento y proteger a los clientes, la Comisión Internacional de Certificación de Agencias (NCCA, por sus siglas en inglés) ha acreditado programas de certificación en la Industria de la preparación física. Verifica que tu entrenador tenga una certificación brindada por una organización acreditada por la NCCA.

Una vez que hayas identificado las credenciales de tu potencial entrenador, piensa en cómo su educación puede ayudarte a lograr tus objetivos. ¿Quieres perder 10 libras para el verano, correr un 10K o simplemente sentirte mejor todos los días y optimizar tu longevidad? El entrenador de celebridades Jamie Milnes dice: "La gente viene a mí por tres razones: para verse mejor, para mejorar su salud y para mejorar su desempeño". Milnes ha entrenado a muchas celebridades, incluyendo a Harrison Ford, Natasha Bedingfield y Cindy Crawford. Cree que es más fácil mantener la motivación cuando tus objetivos a largo plazo están relacionados con la salud y no con la estética.

Averigua sobre la clientela actual de tu entrenador. Si eres una mujer de 45 años, pero tu entrenador trabaja usualmente con gente de 20 años que vive en el gimnasio, no será un encuentro producto del paraíso físico culturista. Lo ideal es que busques a un entrenador relacionado a tu propio estado físico. Si tienes lesiones o problemas de salud crónicos, esto es aún más importante. Como explica Milnes: "Cualquiera puede venir y darte una paliza. Un buen entrenador sabe hacer los ajustes necesarios de acuerdo a tu edad y estado de salud".

Todo sobre las cualidades

¿Tu entrenador es del tipo fuerte, callado o del tipo sargento de instrucción sin restricciones? Las formas en que un entrenador te motiva es algo importante a tener en cuenta. Algunos estilos te mantendrán con energía, mientras que otros te darán un dolor de cabeza. Lo única forma de averiguarlo es ir a una sesión de entrenamiento. Muchos entrenadores te darán la primera sesión gratis. Sólo pregunta.

Observa a tu candidato a entrenador en su ambiente natural: el gimnasio. ¿Está rodeado de un séquito de calidad? Idealmente, el círculo íntimo de tu entrenador debería estar compuesto, en parte, por médicos profesionales. Los buenos entrenadores tienen relaciones de larga duración con profesionales competentes que saben de medicina del deporte, terapia física y nutrición.

Cada vez más médicos prescriben la actividad física como la mejor medicina y buscan activamente entrenadores para recomendarlos. Tu médico de cabecera debe tener en mente uno bueno para recomendarte.

No pases por alto el hecho de que te parezca una persona agradable. Vas a estar "transpirando" con tu entrenador por lo menos dos veces por semana. Deberás compartir información personal sobre tu estado de salud y bienestar. Por lo menos, deberías disfrutar de la compañía de esta persona.

Alcanzando resultados

Una evaluación estandarizada de estado físico de la Clínica Mayo basada en un programa diseñado por el Concejo Presidencial sobre Estado Físico y Deportes considera cuatro áreas clave: estado aeróbico, estado muscular, flexibilidad y composición corporal. Ten esto en cuenta cuando comuniques tus objetivos. Tu entrenador debería empezar por hacer una evaluación general de tu estado de salud, incluyendo un análisis de grasa corporal. Dile honestamente lo que esperas lograr y prepárate para aceptar una respuesta franca. "Si te comprometes a entrenar por lo menos dos veces por semana, verás resultados al primer mes", sostiene Jennifer Kenny, entrenadora personal de Denver. Después, sé paciente. Los súper cuerpos no se obtienen de la noche a la mañana, incluso para los que lucen como estrellas de Hollywood por naturaleza.

"Una de las principales razones por las que la gente abandona los programas de entrenamiento es la expectativa poco realista de que el entrenamiento de pesas es una solución milagrosa", dice Kenny. Debes verlo como un componente de un plan general de salud. Comer bien, hacer otro tipo de ejercicios y tener un balance global deberían también formar parte del plan. "No puedes esperar ir al gimnasio un par de veces por semana, comer lo que se te ocurra y así conseguir tus objetivos", afirma Kenny. La ejercitación esporádica rara vez da resultados.

Un buen entrenador variará continuamente tu rutina y tendrá nuevas y creativas ideas para mantenerte motivado. No temas sugerir algo que te gustaría hacer.

Recuerda, pagarle a alguien para que te ayude a esculpir tu cuerpo no reemplaza el trabajo duro y la dedicación. Se gana media batalla buscando a la persona adecuada anticipadamente, antes de emprender a hacer ejercicio. "Trabajar con un entrenador personal debería ser una gran experiencia", dice Milnes. Después de todo, la mayoría de los entrenadores y expertos están de acuerdo en que los mejores resultados son producto de la determinación del cliente y de que estén preparados a incluir la actividad física en un estilo de vida saludable hasta el final.

Las soluciones rápidas rara vez son duraderas, mientras que los cambios pequeños y graduales puede llevar, con el tiempo, a resultados permanentes.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles