Cómo entrenar cachorros Pug

Escrito por sally burns
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo entrenar cachorros Pug

Tu cachorro Pug, como todas las razas de pura sangre, tiene características naturales. Los Pug han sido criados para mantener consistentes estos rasgos. Tu cachorro los desarrollará aún si no los has visto todavía. Estar informado es el primer paso para saber cómo usar estas características para tu ventaja. Ya que tu Pug cree que es el centro de la tierra, tu reacción a una orden obedecida debe ser muy expresiva y requiere de elogios equivalentes a ganar un campeonato nacional. Los pasos indicados a continuación explican cómo enseñarle a tu cachorro la orden "siéntate", pero las técnicas pueden usarse para enseñarle cualquier orden.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Un lugar fresco dentro de tu casa donde no haya un televisor ni otros animales o niños.
  • Un sitio confortable donde sentarse en el suelo.
  • Un cepillo para perro.
  • Una toalla de papel húmeda.

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Escoge la palabra o frase que vas a utilizar para elogiar a tu perro. Usa siempre esta misma frase, sin importar la orden que le estés enseñando. Es bueno que sea corta pero también debe incluir su nombre, como por ejemplo, ¡Buen trabajo, Rex!

  2. 2

    Después de que tu cachorro ha comido y ha hecho sus necesidades, siéntate en el suelo con el en un lugar fresco y tranquilo. No debe haber otros animales, niños, una televisión ni ninguna distracción presente.

  3. 3

    Te debería ser fácil llamar su atención, ya que hasta los cachorros Pug siguen cada una de tus expresiones. Coloca una mano bajo su barbilla y con la otra suavemente sobre su lomo. Di su nombre, espera a que te mire y luego, en un tono firme pero agradable, di la orden "Siéntate".

  4. 4

    Manteniendo su atención en ti, baja su espalda suavemente con tu mano. No presiones con fuerza, pues esto puede dañar sus caderas. Puede que la primera sentada consista sólo en agacharse, pero eso está bien por el momento.

  5. 5

    Una vez que el perro está sentado, aunque sea ligeramente, usa la frase que escogiste. Necesitas poner mucha energía a este paso. Luego dale por lo menos 20 segundos de elogios repitiendo la frase y celebrando. Cárgalo, abrázalo, soba su cabeza o haz que se eche y sóbale la pancita. Haz lo que a él le guste más. Tienes que ser muy efusivo cada vez que obedezca. Ya que tu Pug asume que él ya es un buen perro, y tu lo adoras, debes estar muy emocionado por su logro para enseñarle cuánto más lo adoras ahora que ha aprendido un nuevo truco.

  6. 6

    Continúa enseñándole sólo una orden durante siete días por lo menos. Aunque te sientas tentado a mostrarle un nuevo truco, quédate con uno por el momento. La conexión entre su acción y la adoración por él necesita ser sólida.

  7. 7

    Cada siete o diez días, puedes añadir una nueva orden a su repertorio. Necesitarás continuar practicando las que ya ha aprendido, y seguir dándole muchos elogios. Recuerda, "¡Es tiempo de fiesta!" cada vez que lo hace bien. Si su tiempo de atención es corto, es una señal de inmadurez. Todavía puede aprender, pero necesitarás enseñarle durante intervalos más cortos durante el día, en lugar de hacerlo todo de una sola vez.

  8. 8

    Al término de cada sesión, dale una breve cepillada por todo el cuerpo. Esto estimulará su piel como si fuera un masaje. También evitará que pierda mucho pelo, una característica típica de los Pugs. Usa una toalla de papel húmeda para limpiar todo el pelo del piso y de su cepillo.

Consejos y advertencias

  • Ya que tu Pug es de raza pequeña, su entrenamiento debe ser realizado mientras tú te sientas en el suelo con él. Si tienes problemas para arrodillarte, otra opción es subirlo a una mesa mientras le enseñas. Si éste es tu caso, ten a otra persona cerca para que se asegure de que no saltará.
  • Trabaja con tu cachorro diez minutos al día, dos veces al día para empezar. Mientras vaya madurando y se acostumbre a prestar atención, aumenta el tiempo y siempre practica por lo menos dos veces al día.
  • No alteres las palabras que usas para elogiarlo. No uses frases largas ni las alteres diciendo cosas como "¡Buen perro, Rex, eso fue estupendo, muy bien hecho, amigo!" o "OK Rex, buen chico".
  • Si tu Pug se emociona, puede que haga un bufido. Esto es típico de los Pugs y se debe a sus narices cortas. Lee las "Advertencias" para información sobre los bufidos excesivos.
  • Si tu Pug bufa continuamente, o se emociona tanto que no puede respirar, detente y cálmalo de inmediato. Intenta de nuevo otro día por un periodo más corto de tiempo.
  • Nunca, jamás le pegues a tu perro.
  • Tu Pug no responderá de la forma que deseas si usas palabras duras o negativas. Es muy sensible a tu expresión facial y tono de voz y no entenderá tus intenciones.
  • Usar recompensas no es una buena idea para tu Pug. A pesar de que darle galletas para que siga tus órdenes funcionará, esta técnica llevará a que tu perro tenga sobrepeso. Recuerda: los Pug son obstinados. Una vez que sepa que le toca una recompensa, es probable que se vuelva muy terco y quiera ver la recompensa en tu mano antes de hacer el truco. Usa elogios en su lugar.
  • No entrenes a tu Pug fuera de tu casa en climas cálidos. Su nariz corta no lo dejará inhalar suficiente aire para mantenerse calmado. Siempre trabaja en un ambiente fresco.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles