Cómo entrenar a los niños para una carrera de vallas

Escrito por kara bietz
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo entrenar a los niños para una carrera de vallas
(Jupiterimages/liquidlibrary/Getty Images)

Las vallas, un evento popular de pista y de campo, es el acto de correr sobre una serie de obstáculos. La parte más difícil de aprender a vallar es coordinar el ritmo y la secuencia correctos para liberar la pierna delantera y luego la pierna de detrás sobre la valla. El movimiento debe ser lo más rápido y sencillo posible para que el vallista pueda continuar corriendo sin tener que disminuir la velocidad ni reajustar los movimientos de su cuerpo. Enseñar a los niños a vallar requerirá de paciencia y repetición.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • 4 vallas de 46 centímetros (1 pie, 6 pulgadas)
  • Pista de atletismo
  • Una pared resistente
  • Cinta aisladora o de color

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Ejercita la pierna conductora haciendo que el atleta se posicione a una distancia de cuatro de sus propios pies de una pared sólida. Haz que el niño se pare sobre su pie de despegue apoyándose sobre sus dedos del pie e inclinado hacia la pared, levantando su rodilla y luego ajustando el resto de la pierna de despegue a un punto en la pared, marcando la altura de la valla del niño más 10 pulgadas. Marca este punto exacto usando cinta aisladora o de color y haz que el niño se esfuerce por poner su pie en este espacio cada vez que practique el ejercicio. Muchos corredores jóvenes despegan con su pierna derecha, pero este no siempre es el caso. Para decidir cuál debería ser la pierna conductora, haz que el niño corra y pretenda saltar obstáculos sin que los haya realmente. Hazlo hacer este ejercicio varias veces y observa cuál es la pierna dominante. Asegúrate de entrenar al niño para que dirija con la pierna que le resulte más cómoda, pero que la use de manera consistente una vez que se haya tomado la decisión.

  2. 2

    Para practicar el movimiento de la pierna de arrastre, haz que el atleta se pare a una distancia de cinco de sus propios pies de la pared y se incline hacia ella, sosteniéndose con la punta de los dedos. Haz que el niño levante la pierna de arrastre, doblada por la rodilla, haciendo un movimiento circular hacia el lado antes de volver a colocarla sobre el piso. Este ejercicio le enseñará el movimiento apropiado de esta pierna sobre la valla.

  3. 3

    Coloca cuatro vallas en la pista. Idealmente, debería haber 11 metros desde la línea de salida hasta la primera valla, y ocho metros entre cada valla. Haz que el atleta corra con obstáculos, asegurándote de que se concentre en correr con las rodillas altas en lugar de correr, pausar y saltar. Correr con las rodillas altas le permitirá superar el obstáculo sin detenerse.

  4. 4

    Permite que los atletas encuentren su propio ritmo al correr y escuchar el ritmo de sus pisadas. Las pisadas apropiadas deberían sonar como un tamborileo constante y no como un golpeteo rítmico con una pausa para la valla. Los vallistas efectivos son aquellos que pueden superar el obstáculo con una cantidad mínima de permanencia en el aire.

Consejos y advertencias

  • Los saltadores de obstáculos deberían practicar correr sin vallas para lograr el ritmo de marcha correcto.
  • Asegúrate de que los niños estiren y calienten sus músculos antes de comenzar cualquier entrenamiento o programa de ejercicios.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles