DESCUBRIR
×

Cómo entrenar a un periquito

Como miembros de la familia de los loros, los periquitos aprenden deprisa. Como mascotas, pueden aprender a imitar el habla humana, hacer varios trucos y a usar un plato de excrementos. Sin embargo, lo más importante para el entrenamiento es acostumbrar al periquito a tu presencia para enseñarle a venir a ti. Los periquitos necesitan tiempo fuera de la jaula todos los días, de lo contrario se aburren, y no es inteligente dejar a un periquito volar nervioso. Crear una relación con tu mascota hace que tener un periquito sea una experiencia más gratificante. Cuando hayas terminado el entrenamiento básico, también puedes probar enseñar a tu periquito a hablar o a hacer otros trucos.

Instrucciones

BananaStock/BananaStock/Getty Images
  1. Deja que el nuevo periquito se establezca durante un día aproximadamente sin molestias. Un periquito necesita tiempo para adaptarse a un entorno nuevo y extraño.

  2. Acércate a la jaula varias veces al día para acostumbrar al periquito a tu presencia. Habla bajo y no hagas movimientos bruscos.

  3. Ofrece regalos en forma de comida, como un ramillete de mijo o un trozo de fruta, en la palma de tu mano. Si el periquito se pone nervioso al acercarse a ti, deja el regalo en la jaula y vuelve más tarde.

  4. Alimenta al periquito con la mano una o dos veces al día. Deja que escale en tu mano si quiere.

  5. Golpea suavemente al periquito en su pecho. Presiona su pecho muy ligeramente para animarlo a subir a tu dedo.

  6. Haz un sonido determinado antes de ofrecer cada regalo y antes de rellenar la comida normal del periquito. Silbar funciona bien, porque suena de una forma muy distinta a la conversación normal. Esto enseña al periquito a acercarse cuando se le llama, lo que es muy útil cuando lo dejas salir de la jaula. Cuando el pájaro esté acostumbrado a subir a tu mano, vendrá simplemente cuando coloques el dedo.

  7. Cierra las puertas y ventanas de la habitación donde está el periquito. Deja que el periquito escale en tu mano y alarga la mano. Deja que explore la habitación. Llámalo para que venga a ti una o dos veces y dale un regalo. Si no quiere volver a la jaula por sus propios medios, llámalo, deja que escale en tu mano, dale el regalo y vuelve a dejarlo en la jaula.

  8. Repite la misma frase con el mismo tono durante las horas silenciosas cuando el periquito está prestándote atención, si quieres que hable. Haz que la frase sea corta y céntrate en una frase cada vez. Introduce un nueva frase cuando el periquito empiece a repetir la vieja.

Consejos

  • Los periquitos machos suelen imitar más el habla humana que las hembras, y normalmente necesitas empezar a enseñarles a hablar cuando son jóvenes. Algunos periquitos nunca aprenden, aunque pueden imitar otros sonidos, como los pitidos de los teléfonos.

Advertencias

  • Cada fase del entrenamiento te llevará varios días, y a veces más. Ten paciencia y no te apresures.

Necesitarás

  • Un ramillete de mijo
  • Fruta fresca