Cómo entrenar en una rebotadora

Escrito por mary freeman
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo entrenar en una rebotadora
(weights image by jimcox40 from Fotolia.com)

Los rebotadores se parecen a pequeños trampolines. Puedes encontrarlos en minoristas especializados. Para maximizar su beneficio, los usuarios deberían rebotar sobre el rebotador por un período extendido de tiempo. A través del rebote, los rebotadores estiran y tonifican el cuerpo de la persona que salta. Estas personas deberían entrenar a diario para que los beneficios para la salud sean más notables. Las personas mayores también pueden usar los rebotadores para hacer ejercicio suave sin estresar ningún músculo o hueso particular.

Nivel de dificultad:
Fácil

Necesitarás

  • Un rebotador
  • Pesas

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Compra un rebotador, ya sea en una tienda local o en línea. Encuentra uno que se adapte a tus necesidades; los rebotadores pueden hacer juego con tu altura y tu peso para darte la mayor cantidad de beneficio aeróbico. Elígelo cuidadosamente. Muchos cuestan entre unos pocos y varios cientos de dólares.

  2. 2

    Quita tus zapatos y párate sobre el rebotador. Deberías subir y bajar sobre la cinta elástica. Salta hacia arriba y hacia abajo varias veces. Permítete ser levantado por el elástico y aterriza firmemente en el centro del material con ambos pies espaciados uniformemente. Salta varias docenas de veces para acostumbrarte a la sensación y resistencia del rebotador. Intenta girar en el aire antes de aterrizar. Estira la corona de tu cabeza hacia arriba cuando alcances la altura máxima del salto y transfiere tu peso hacia tus pies cuando aterrices. Salta hasta que te sientas cómodo con el dispositivo.

  3. 3

    Comienza cada sesión de entrenamiento con un rebote de salud; además de ser un excelente calentamiento, también tonifica el cuerpo. Rebota suavemente hacia arriba y hacia abajo, sin dejar que tus pies se despeguen de la superficie del elástico. Intenta alcanzar hacia arriba con cada rebote para que tus pies apenas mantengan contacto. Rebota a tu propio ritmo, pero recuerda que las sesiones más rápidas mejoran la tonificación y los beneficios para la salud. Continúa este ejercicio por varios minutos, hasta que sientas una quemadura cardiovascular por tu cuerpo. Descansa hasta que tu frecuencia cardíaca vuelva a la normalidad, y luego repite el calientamiento o continúa con un ejercicio mucho más riguroso.

  4. 4

    Deja atrás la actividad de calentamiento y comienza el ejercicio principal para el rebotador. Comienza a saltar sobre el rebotador, para qeu tus pies dejen la superficie del elástico en el pico del salto. Continúa saltando por el tiempo que quieras. El rebotador está diseñado para entrenar el cuerpo tanto en sesiones cortas como en sesiones largas. Salta más alto para dificultar un poco más el entrenamiento; sin embargo, saltar excesivamente alto conlleva pocos beneficios y tensiona el dispositivo. Descansa por varios minutos entre sesiones.

  5. 5

    Dificulta el entrenamiento sosteniendo pesas livianas en cada mano. Una pesa de cinco libras o menos en cada mano hace que el salto sea más demandante físicamente y fortalece los músculos de los brazos. Sostén las pesas en alto delante de ti o a la altura del pecho para balancear tu peso. Entrena regularmente para obtener mayores beneficios.

Consejos y advertencias

  • Siempre verifica las especificaciones de peso del rebotador si planeas incorporar pesas a tu entrenamiento.
  • No saltes sobre un rebotador si crees que está dañado; si el elástico se corta de repente, podría lastimar a la persona que está rebotando.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles