Cómo entrenar para no sentir tanto dolor

Escrito por denise stern | Traducido por cintia ros
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo entrenar para no sentir tanto dolor
Reduce el dolor que sientes luego de hacer ejercicio. (Jupiterimages/Goodshoot/Getty Images)

El dolor causado por el ejercicio es el resultado de forzarse demasiado o de esguinzarse o desgarrarse los músculos, ligamentos o tendones por usar técnicas pobres de levantamiento o de ejercicio. El dolor también es causado por la descomposición natural del tejido muscular cuando el ejercicio se centra en un área particular del cuerpo. Puede reducir la severidad y duración del dolor después de hacer ejercicio siguiendo unos sencillos consejos.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Instrucciones

    Instrucciones

  1. 1

    Bebe una taza de café o de otra fuente de cafeína antes de un entrenamiento, sugieren los estudios realizados por el profesor de Kinesiología y Salud Comunitaria, Robert Motl, de la Universidad de Illinois. Según su investigación, la cafeína tiene la capacidad de bloquear las señales de dolor de los receptores en el cerebro y en la médula espinal, bloqueando un receptor particular llamado adenosina. Esto puede ayudar a reducir el dolor que se siente durante y después del ejercicio, especialmente cuando se ingieren al menos 5 mg de cafeína por kilogramo de peso corporal unas 24 horas antes de un entrenamiento intenso, según Science Daily.

  2. 2

    Aumenta gradualmente el peso y las repeticiones al levantar pesas, esto le da a tu cuerpo la posibilidad de adaptarse a las exigencias que se le plantean. Comienza con poco peso y pocas repeticiones hasta que empieces a sentir que quemas los músculos que estás trabajando y luego detente. La sensación de quemazón es causada por la descomposición de tejido muscular, que es un proceso natural de aumento de volumen o de la construcción de nuevo músculo.

  3. 3

    Permite que tu cuerpo descanse entre los entrenamientos, sugiere el Dr. John Berardi. Después de una moderada a intensa sesión de ejercicios, la parte del cuerpo requiere por lo menos 48 horas para recuperarse. Muchas personas sienten dolor después del ejercicio o rigidez por 24 a 48 horas tras el entrenamiento o la actividad física. La curación de los tejidos musculares dañados puede durar de tres a cuatro días en promedio. Durante ese tiempo, ejercita una parte diferente del cuerpo o participa en un tipo diferente de actividad o de ejercicio integral.

  4. 4

    Deja de hacer ejercicio si sientes dolor. Al forzar las repeticiones o las acciones de repetición en una articulación o parte del cuerpo ya dolorida, corres el riesgo de lesiones más graves, inflamación o desgarro de los músculos y de los tejidos de las articulaciones. Esto también puede causar que uses otros músculos para compensar la debilidad en un área específica del cuerpo, lo cual puede llevar a esguinces, malas técnica o daños a los tejidos circundantes, de acuerdo con Lisa Kearns, fisioterapeuta de Perform Better.

  5. 5

    Pre-calienta y estírate antes y después de cada entrenamiento. El calentamiento permite que el cuerpo haga fluir sangre rica en oxígeno y nutrientes a los músculos, preparándolos para un entrenamiento. El estiramiento después de un entrenamiento ayuda a calmar los músculos, a mantenerlos ágiles y ayuda a reducir el dolor y la rigidez causada por el aumento de volumen, no de ácido láctico como se pensaba antes, sino de una enzima llamada quinasa creatina.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles