Cómo entrenar para subir a una montaña

Escrito por destin douglas | Traducido por xochitl gutierrez cervantes
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo entrenar para subir a una montaña
Entrénate adecuadamente para escalar una montaña.

El entrenamiento para escalar una montaña no es sólo físico, también es mental e implica una actitud de concentración, y también se requiere de un equipo especial. En este artículo se detalla el proceso, desde la clase de equipo hasta los ejercicios, así como todo aquello que debes hacer en el camino de llegar a la cima.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Botella de agua
  • Pesas
  • Botas para escalar montañas
  • Mochila

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    El primer paso en el entrenamiento para escalar una montaña es elegir qué montaña subirás. Esto es muy importante debido a que el tipo de entrenamiento que requerirás difiere según la magnitud de la montaña. Son muy diferentes los ejercicios que debes realizar si piensas escalar el Monte Everest que cuando vas a una excursión a las montañas Catskills. Si vas a escalar de forma técnica, asegúrate de conocer el equipo, nudos y técnicas adecuadas. Establece una meta y diseña un programa de entrenamiento apropiado para la montaña.

  2. 2

    Ponte en forma. Come bien, duerme suficiente, bebe bastante agua y haz ejercicio. Escalar una montaña es un trabajo duro y no debes esperar conseguir llegar a la cima el mismo día después de haber llegado a la montaña. Debes trabajar duro, tener perseverancia y una voluntad invencible para escalar. Todos los ejercicios beneficiarán tus habilidades de alpinismo, pero presta atención especial a los entrenamientos que se centran en las piernas y en la parte inferior del cuerpo. Los abdominales, sentadillas y las carreras son ejercicios que ponen en forma y dan gran fortaleza a las piernas y caderas. Además, debes cargar la mochila con los suministros que vas a ingerir; camina unos cuantos kilómetros alrededor de tu vecindario o en un parque público para acostumbrarte al peso y a la forma en que tu cuerpo cargará el peso.

  3. 3

    Suaviza tus botas. Esto parece sencillo, pero en un momento dado esto puede ahorrarte una gran cantidad de tiempo y dolor. Caminar con unas botas suaves y bien adaptadas a tu pies es fundamental para llegar a la cima de una montaña.

    La mejor manera de acomodarte las botas es usarlas. Úsalas en casa, llévalas al trabajo y, lo más importante, úsalas en algunas excursiones que planees para escalar pequeñas montañas, antes de subir la gran cumbre. Si las botas te sacan ampollas constantemente, puedes cubrir tus pies con piel de topo o quizás necesites unas botas nuevas.

  4. 4

    Conoce tu equipo. Antes de salir al desierto, practica usando todo, desde como armar la tienda de campaña hasta cómo encender la estufa. Cuando es de noche y llueve, no hay nada peor que tener problemas para encender la estufa. Si algo sale mal, algunas herramientas pueden salvar tu vida, así que asegúrate de saber muy bien cómo debes utilizarlas. Lee los instructivos con detenimiento. Si hay algo que hayas estado guardado en el sótano durante un tiempo, asegúrate de que se encuentre aún en buenas condiciones. Haz un inventario y compra cualquier cosa que te falte. No debes olvidar este paso. Asegurarte de que tu equipo esté bien es tan importante como tener la certeza de que tu cuerpo está en óptimas condiciones.

  5. 5

    No renuncies. Llegar a la cima de una montaña es tan psicológico como físico. Tu cuerpo va a estar cansado y puedes sentir dolor, pero si pones un pie delante del otro vas a llegar a la cima.

Consejos y advertencias

  • Intenta entrenar a una altitud similar a la de la montaña que vas a escalar. El aire puro es mucho más difícil de respirar, así que es mejor entrenar en condiciones semejantes a las que te encontrarás.
  • Es peligroso escalar montañas. Siempre debes traer la ropa adecuada para la lluvia y el equipo de campamento. Conoce el pronóstico del tiempo para el momento que tienes planeado subir la montaña. Habla con los guías de caminos del lugar para asegurarte de que alguien sepa dónde te encuentras y cuando debes estar de vuelta, de esta manera, alguien sabrá donde buscarte en caso de que no regreses a tiempo. Nunca subas solo.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles