Cómo enviar galletas y dulces de manera segura

Escrito por mara shannon | Traducido por katherine bastidas
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo enviar galletas y dulces de manera segura
Empaca las galletas con cuidado para evitar que se partan cuando las envíes. (Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

Las galletas y los dulces caseros son un gran regalo para la Navidad, los cumpleaños y otras ocasiones especiales. La última cosa que quieres es que la persona a la que se los envíes abra el paquete y encuentre migas rancias. Embalar las galletas y dulces con cuidado ayudará a que lleguen intactas a destino y saber elegir cuáles son las mejores galletas y dulces para enviar te evitará una frustración adicional.

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Tarro de galletas
  • Celofán o plástico
  • Papel encerado
  • Caja para el envío
  • Bolas de embalaje o periódicos
  • Cinta de embalaje
  • Marcador permanente

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Elige galletas y dulces que sean adecuados para el envío. Las galletas gruesas, como los brownies y otras galletas en barra, se mantienen bien, incluso si están deambulando en el tránsito. Las mercancías más delicadas, como el merengue, se rompen o se desmoronan fácilmente.

  2. 2

    Empaca las galletas y dulces que tengan propiedades similares. Por ejemplo, no empaques los dulces húmedos y las galletas que se secan, como el dulce de leche, con cosas que puedan absorber humedad y se arruinen, como un caramelo duro.

  3. 3

    Deja que las galletas y los dulces se enfríen completamente antes de empacarlos. Envolver las galletas cuando están calientes puede absorber el vapor en el interior del empaque, lo que hará que queden todas húmedas.

  4. 4

    Envuelve las galletas en envoltura de plástico, una o dos a la vez. (Para una presentación más vistosa, utilice celofán.) Si los dulces se pueden pegar, como los caramelos, envuélvelos individualmente en celofán.

  5. 5

    Coloca las galletas o dulces en una lata de galletas. Rellena los espacios vacíos con papel encerado arrugado para que no se desplacen.

  6. 6

    Empaca la lata de galletas en una caja de envío que sea ligeramente más grande que la lata de galletas. Llena el espacio vacío de la caja con bolas de embalaje o papel de periódico arrugado para que el tarro se mantenga seguro. Cierra la caja con cinta adhesiva.

  7. 7

    Pídele a la persona que hace los envíos que le ponga los sellos "Frágil" y "perecederos", o marca tú mismo la caja con un marcador permanente. Elige una opción de envío que tarde pocos días, para que tus galletas permanezcan frescas y dulces.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles