Cómo bajar los eosinófilos

Escrito por kent page mcgroarty | Traducido por agustina dowling
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo bajar los eosinófilos
El asma y fiebre del heno son algunas de las causas subyacentes de la eosinofilia. (medicine spray for treating asthma isolated image by dinostock from Fotolia.com)

Los eosinófilos son un tipo de glóbulo blanco producido en la médula ósea y, en general, se encuentran en el revestimiento del intestino y en la circulación sanguínea, de acuerdo con doctor.co.uk. A pesar de que contienen proteínas que ayudan al cuerpo a defenderse contra los gusanos y otras infecciones parasitarias, un exceso de eosinófilos en correlación con ciertas enfermedades puede ser perjudicial. La "eosinofilia" describe condiciones en que cantidades anormales de eosinófilos aparecen en los tejidos del torrente sanguíneo o del cuerpo (generalmente debido a reacciones alérgicas o parásitos en el cuerpo). El diagnóstico correcto de la causa subyacente de los eosinófilos es el primer paso para disminuir la cantidad de estos glóbulos blancos en el cuerpo.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Haz una lista de tus síntomas, que posiblemente podrían estar relacionados con la eosinofilia, para discutirlos con tu médico o experto en salud. Los síntomas de la eosinofilia suelen indicar una enfermedad subyacente, de acuerdo con doctor.co.uk, tales como respiración sibilante o falta de respiración debido al asma. Los síntomas de infección por parásitos de la eosinofilia incluyen fiebre, tos, erupciones cutáneas, dolor abdominal y diarrea. Los síntomas más raros de eosinofilia pueden incluir sudores nocturnos, inflamación de ganglios linfáticos, pérdida de peso, erupciones cutáneas y hormigueo o entumecimiento a consecuencia del daño en el sistema nervioso.

  2. 2

    Habla con tu médico acerca de tus síntomas y haz arreglos para un examen de sangre, piel o heces para tener un diagnóstico oficial. Asegúrate de mencionar cualquier nuevo medicamento que estés tomando, que podría provocar ciertos efectos secundarios, o cualquier reciente viaje al extranjero, que podría haber causado que adquieras un parásito. Un simple análisis de sangre o piel indicará ciertas alergias, como los ácaros del polvo o la alergia al polen, mientras que la infección parasitaria se confirmará mediante el análisis de muestras de sangre y heces.

  3. 3

    Toma el tratamiento prescrito para tus síntomas como lo indique tu médico. El tratamiento de la eosinofilia gira en torno a tratar la causa subyacente de la enfermedad, tal como medicamentos o suplementos de hierbas para una alergia o una infección parasitaria. Generalmente, cuando el médico identifica la causa de la eosinofilia, el tratamiento reduce severamente los síntomas. Los corticosteroides, tanto a nivel local (tópica, inhalada) y sistemático (por vía intravenosa oral), por ejemplo, suelen tratar las alergias y reducir así el número de eosinófilos, según la página Net Doctor.

Consejos y advertencias

  • De vez en cuando, tu médico no será capaz de diagnosticar tus síntomas y te remitirá a un especialista del hospital, generalmente un especialista en trastornos sanguíneos.
  • Habla con tu médico o profesional del cuidado médico si los síntomas no desaparecen o empeoran.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles