Eructos y ansiedad

Escrito por bronwyn ellison | Traducido por florencia kushidonchi
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Eructos y ansiedad
El eructo puede estar asociado a un trastorno de ansiedad. (stress image by Andrii IURLOV from Fotolia.com)

La ansiedad es un trastorno común que afecta a cada aspecto de la vida y se manifiesta con una variedad de síntomas. Algunos de ellos son fácilmente atribuidos a la ansiedad, como inquietud, irritabilidad y temblores. Otros síntomas pueden ser menos evidentes, como los eructos. El eructo excesivo puede indicar una afección que requiera atención, y es prudente evaluar otros síntomas potenciales que puedan coincidir con el diagnóstico de un trastorno de ansiedad.

Otras personas están leyendo

Conexión

La conexión entre el eructo y la ansiedad incluye la costumbre de tragar aire durante situaciones estresantes. El Sistema de Salud de la Universidad de Michigan afirma que, al enfrentar desafíos que producen ansiedad, algunas personas pueden tragar aire. Este hábito nervioso puede ser inconsciente y es un método para sobrellevar el estrés y la ansiedad.

Fisiología

Las grandes cantidades de aire que traga una persona nerviosa regresan a través del esófago hasta la boca y producen un eructo. Este aire también puede pasar al sistema digestivo y ser eliminado como gas. El eructo puede ser voluntario o involuntario y es normal en pequeñas cantidades después de las comidas.

Ardor de estómago, estrés y eructos

El ardor de estómago puede ser otro factor relacionado a la ansiedad en el eructo excesivo. Según la Universidad de California de Los Ángeles, el estrés es un factor significativo en la producción o el empeoramiento del ardor estomacal. El ardor ocurre cuando el contenido del estómago entra al esófago, que es el tubo entre el estómago y la boca. El contenido altamente ácido del estómago quema el tejido esofágico, causando dolor. Para ayudar a conducir este material nuevamente hacia el estómago, una persona puede terminar tragando más y al hacerlo, puede tragar bastante aire.

Consecuencias

Las consecuencias físicas de tragar aire en exceso que pueden acompañar al eructo incluyen la interrupción del proceso digestivo, hipo, hinchazón y gas excesivo. Esto puede generar molestia o dolor. Otras consecuencias incluyen las implicaciones sociales del eructo o la expulsión de gases frecuentes y las potenciales dificultades o vergüenzas que esto puede conllevar. La ansiedad severa puede generarte un alto riesgo de padecer otras afecciones, incluyendo depresión, insomnio, dolores de cabeza o problemas digestivos adicionales, según Mayo Clinic.

Tratamiento

Si la ansiedad es la causa del eructo excesivo, puede resultar útil buscar la ayuda de un médico o terapeuta profesional para ayudarte a mejorar el trastorno y encontrar los tratamientos adecuados. Éstos pueden incluir medicamentos u otros tratamientos terapéuticos para ayudarte a identificar y tratar las causas de ansiedad. Tratar la ansiedad incluye implementar ajustes en tu estilo de vida y encontrar formas positivas para lidiar con el estrés. Algunos de estos métodos saludables incluyen hacer ejercicio, dormir lo suficiente y consumir una dieta saludable.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles