Eructos incontrolables en los niños

Escrito por wanda thibodeaux | Traducido por enrique pereira vivas
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Eructos incontrolables en los niños
¿Podrían los eructos de tu hijo ser un signo de un problema grave? (Image by Flickr.com, courtesy of OakleyOriginals)

Buuuuuurp. El sonido es bastante familiar, un niño acaba de enviar un eructo con un enorme eco en la habitación. Los padres y los miembros de la familia miran en la dirección del niño y probablemente hay algo de risa en medio de un tono de benévolo reproche y un recordatorio para decir "perdón". Aunque la mayoría de eructos en los niños es normal, hay momentos en los que los puntos incontrolables de eructos pueden acarrear problemas más serios.

Otras personas están leyendo

¿Qué es lo "normal"?

La normalidad de los eructos es un poco subjetivo. En ciertas culturas, los eructos, incluso de los niños se consideran un elogio a la cocinera, por lo que la gente deja salir los eructos. En otras culturas, el eructo se considera inadecuado. Lo que se considera un eructo "normal", por lo tanto, tiene que ser visto desde un punto de vista biológico.

Los eructos entre tres o cuatro veces después de una comida es común porque el aire se traga a medida que el alimento es ingerido. Esto es cierto para los niños como para los adultos. Los niños también pueden tener eructos normales después de la ingestión de aire al hacer ejercicio, al jugar o al hablar de forma nerviosa. Estas causas de eructos son controlables y no son motivo de preocupación médica, especialmente si tu hijo hace una demostración de eructar delante de otras personas para la atención social. Los eructos incontrolables se extienden más allá de los promedios de tres a cuatro veces después de las comidas y puede que no parezcan ser peores en un momento dado del día.

Causas

Decenas de condiciones pueden causar los eructos en los niños. Una de las condiciones más comunes es la intolerancia a la lactosa, una condición en la cual el niño es incapaz de digerir la lactosa presente en los productos lácteos. Otras condiciones que pueden hacer que tu niño eructe más de lo habitual son el estreñimiento, obstrucción intestinal, síndrome del intestino irritable, dispepsia no ulcerosa, reflujo ácido, y hernia hiatal.

Edad

Los eructos incontrolables en los niños pueden disiparse con la edad. Por ejemplo, cuando los niños crecen, la química del cuerpo puede cambiar de tal manera que pueda digerir mejor algunos alimentos determinados y por lo tanto no tengan tanto gas para eructar. Otras condiciones médicas que causan los eructos en los niños, tales como reflujo ácido, pueden mejorar a medida que las estructuras de la garganta y el esófago se vuelven más maduras y tengan mayor capacidad de retener el contenido de aire y del estómago.

Señales de advertencia

Si tu hijo tiene eructos incontrolables causados por una enfermedad relativamente benigna, como una estructura de esófago inmaduro, entonces, por lo general, no tienes que preocuparte por ello. Si los eructos tienen mal olor, sin embargo, o si los eructos son acompañados por cualquier tipo de dolor abdominal, entonces esto indica que los problemas están relacionados con el sistema digestivo y necesitan ser tratados. Debes llevar al niño a su pediatra para evaluar qué opción de tratamiento es la mejor.

Tratamiento

Dependiendo de la causa de los eructos incontrolables, tu hijo puede encontrar aliviar los eructos con antiácidos, cambio de dieta, medicamentos o cirugía. Algunas modificaciones en el comportamiento pueden ayudar, así como aprender a comer más lentamente.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles