Salud

Eructos y presión en el pecho

Escrito por shannon george | Traducido por ana maría guevara
Eructos y presión en el pecho

BananaStock/BananaStock/Getty Images

El gas excesivo en el tracto digestivo puede causar un número de síntomas incómodos, incluyendo dolor o presión en el pecho y abdomen. Hacer que el gas pase a través de eructos o flatos puede ayudar a aliviar la presión, también puede ser vergonzoso. Dependiendo de la causa de tu gas, evitar ciertos alimentos, comer despacio y tomar varios suplementos de venta libre puede ayudarte a frenar tu producción excesiva de gas. Sin embargo, si tu incomodidad en el pecho es severa, deberías buscar atención médica, especialmente si también tienes mareos, náuseas, sudoración o dificultad para respirar.

Otras personas están leyendo

Gas en el tracto digestivo

Los eructos acompañados de dolor o presión en el pecho o abdomen superior, pueden indicar que hay gas en el tracto digestivo. El gas de aire tragado o alimentos no digeridos puede atorarse en cualquier lado del tracto digestivo, incluyendo el esófago, el cual corre a lo largo del área del pecho. Cuando ocurren dolores por el gas en el lado superior izquierdo del pecho, es a menudo confundido por enfermedades del corazón. Otros síntomas de gas en el tracto gastrointestinal incluyen dolor abdominal, eructos crónicos y flatulencia. A pesar de que algunos eructos y flatulencias son normales, los eructos crónicos pueden indicar una enfermedad gastrointestinal, como un desorden gastrointestinal superior, enfermedad de úlcera péptica, enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE) o la gastroparesia.

Cuidado personal para el gas

Para los eructos y la presión en el pecho causados por gas excesivo en el tracto digestivo, unas medidas de cuidado personal pueden ayudar a aliviar la incomodidad y limitar tu producción corporal de gas. Tómate tu tiempo para comer despacio y no comas cuando estés ansioso o con afanes, esto te puede ayudar a mejorar tu digestión y por lo tanto, frenar la producción de gas por los alimentos no digeridos. Evita los cigarrillos y masticar chicle, esto también puede ayudar a controlar el exceso de gas, ya que estas actividades pueden causar que tragues aire, que se convierte en gas. Algunos otros consejos para reducir el gas incluyen el beber permanentemente té, tomar suplementos de venta libre que contengan encimas digestivas, y lo obvio, evitar los alimentos que frecuentemente te producen gases. Para los eructos y la presión en el pecho causados por el ácido gastroesofágico, al igual que con reflujo gastroesofágico, los anti ácidos de venta libre o recetados pueden ayudarte a reducir los síntomas.

Cuándo visitar al médico por gases

Habla con tu médico si tienes gas o dolores tan severo que interfieren con tu vida cotidiana, o si tienes dolor severo o prolongado en tu abdomen, especialmente si tus síntomas están acompañados de dolor en el pecho, náuseas, vómito, sangrado o pérdida de peso. Si tu gas está acompañado por síntomas del reflujo gastroesofágico, que incluyen reflujo de ácidos o una sensación de que el pecho se quema, ve al médico, especialmente si estás tomando un anti ácido de venta libre más de dos veces por semana. En muchos casos, el tratamiento médico puede ayudar a reducir o aliviar el problema que está causando tus síntomas gastrointestinales.

Advertencia: Los problemas cardíacos

En algunos casos, la presión en el pecho puede indicar un problema del corazón que requiere atención médica inmediata. MayoClinic.com recomienda buscar cuidado de emergencia si tienes presión, llenura o dolor opresivo en tu pecho por más de unos cuantos minutos, acompañados por mareos, sudoración, problemas de respiración, náuseas, desmayos o dolor en el cuello, mandíbula o brazos: estos son los síntomas de un ataque cardíaco. La angina es otro problema del corazón potencialmente serio que causa presión en el pecho y se confunde a menudo con indigestión. Con la angina, una condición causada por la reducción del flujo sanguíneo al músculo cardíaco, la presión del pecho puede estar acompañada por síntomas similares a los del ataque cardíaco, como sudoración, náuseas, problemas de respiración y dolor en el cuello o mandíbula. Busca atención médica inmediata si la presión en tu pecho está acompañada de cualquier síntoma mencionado.

No dejes de leer...

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media