¿Cómo hace erupción un estratovolcán?

Escrito por laura wormuth | Traducido por lucia g. cejas
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Introducción
  • Introducción

    ¿Cómo hace erupción un estratovolcán?

    Los estratovolcanes, también conocidos como conos compuestos, son el tipo más peligroso de volcán debido a su carácter explosivo. La mayoría están situados alrededor de la placa del Pacífico, en una zona llamada el "anillo de fuego". Esta zona comprende las cordilleras volcánicas de América del Norte y del Sur, como los Andes y las Cascadas, así como los de Hawái y Japón.

    El Monte Fujiyama en Japón es un ejemplo clásico de un estratovolcán. (Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

  • 1 / 4

    Preerupción

    El magma de los estratovolcanes tiene una composición andesítica. Este tipo, también llamado composición intermedia, tiene al menos 25 por ciento de minerales de silicato oscuros y un alto porcentaje de feldespato plagioclasa, un mineral de silicato de aluminio. Este magma es rico en gas. Como los gases son liberados del magma, tienden a acumularse en el interior de la chimenea central. Finalmente, la alta presión y los gases causarán una explosión, en donde ceniza, escombros y magma se arrojan por la chimenea central a la superficie terrestre. La estructura clásica de un volcán es un cono grande y simétrico con una amplia base compuesta de materiales de lava y piroclásticos. Los piroclásticos son rocas volcánicas expulsadas durante una erupción explosiva, ya que incluyen cenizas, bombas y bloques. El Monte Fujiyama en Japón y el Monte Mayón en Filipinas son ejemplos clásicos de estratovolcanes.

    La andesita es una roca ígnea compuesta de minerales de silicato oscuros y feldespato. (Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

  • 2 / 4

    Erupción

    La erupción de un volcán comienza cuando una chimenea central emite material piroclástico y lava. Esto suele suceder cuando explotan gases, a diferencia de un volcán hawaiano, en donde la lava parece fluir como agua espesa. Más bien, el magma rico en sílice es un fluido lento y viscoso que sólo recorre distancias cortas y puede salir de fisuras en la base del cono. Esto puede ocurrir simultáneamente o alternativamente con acontecimientos explosivos. El cono cilíndrico suele mostrar capas entremezcladas de lava y piroclásticos. Cuando ocurre una explosión, la roca y los escombros se expulsan a la atmósfera. Los materiales más gruesos caerán casi de inmediato y contribuirán a la base de la membrana de compuesto. Los materiales más finos, como la ceniza, se extienden a lo largo de grandes distancias y pueden permanecer en la atmósfera durante meses, incluso años. Además, el movimiento sísmico causado por la erupción también puede generar tsunamis si el volcán está situado cerca de un cuerpo de agua.

    La erupción de un estratovolcán causará más humo y ceniza que lava que fluye. (Hulton Collection/Valueline/Getty Images)

  • 3 / 4

    Post erupción

    Las erupciones excesivamente grandes pueden causar depresiones en la cumbre, con agujeros en forma de herradura donde la parte superior del cono compuesto se ha derrumbado parcialmente. Además, una vez que la erupción termina, la lava andesítica aún puede ser visible en la base del cono. El material más fino, como los residuos de cenizas y rocas, se ven saturados con agua, ya sea de deshielo en la cima del volcán o por las fuertes lluvias y crean enormes deslizamientos de tierra llamados lahares. Si las capas de ceniza y escombros son gruesas, estos lahares pueden ser aplastantes, arrasando con todo a su paso, como ocurrió con la erupción del Monte Santa Helena el 18 de mayo de 1980.

    El flanco norte del Monte Santa Helena muestra una depresión en forma de herradura causada por la erupción. (NA/Photos.com/Getty Images)

  • 4 / 4

    Monte Santa Helena - Un caso de estudio

    El Monte Santa Helena en el suroeste del estado de Washington entró en erupción el 18 de mayo de 1980. La erupción devastó la región. La explosión inicial explotó el flanco norte, literalmente bajando 400 metros (437,45 yardas) la cumbre de la montaña. El calor derritió la nieve, creando lahares que arrasaron la ladera boscosa. Aproximadamente un kilómetro cúbico (1307951000 yd³) de cenizas y escombros fueron expulsados de la boca hasta la estratosfera, donde llego a lugares tan lejanos como Oklahoma y Minnesota. En total, la erupción se llevo 59 vidas. Algunos estaban lo suficientemente cerca como para ser lanzados por la explosión o atrapados en las corrientes de lodo, mientras que otros fueron asfixiados por la ceniza y la nube de gas que se extendió sobre el área. El volcán entró en erupción de nuevo el 16 de octubre de 1980.

    El Monte Santa Helena arrojó humo y condensación en el año 2004 después de permanecer inactivo durante más de 10 años. (Getty Images/Getty Images News/Getty Images)

  • Más información

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles