Cómo escaldar judías verdes

Escrito por heide braley Google
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo escaldar judías verdes

Nada expresa mejor el verano como unas judías verdes frescas. No importa si las compras en una parada en la carretera o las coges de tu propio jardín, pues igualmente estarán deliciosas. Por supuesto, si las cultivas en tu jardín, las estarás recogiendo durante unas semanas y necesitarás saber cómo cuidarlas para conservar su frescura. Las judías que no te comas en el momento debes congelarlas o enlatarlas para utilizarlas en el futuro. Cualquier forma de conserva requiere un pequeño periodo de escaldado.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Hielo

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Lava las judías meticulosamente, eliminando cualquier resto de flor u hoja seca. Cuando prepares la comida, elimina cualquier foco de bacterias que puedan causar un deterioro. Después de lavarlas con agua fría, colócalas en un escurridor para quitarlas el agua.

  2. 2

    Tómate tu tiempo para encontrar un lugar cómodo donde recostarte y relajarte y estar así preparado para cortar los extremos de las judías. Un cuchillo de pelar afilado servirá para cortar el tallo justo por la punta. Hay gente que prefiere cortar ambos extremos pero el del tallo es el que está un poco duro. Utiliza un recipiente para poner las judías recién cortadas, uno para los extremos y el recipiente original para las judías. Esto es más entretenido si se hace con otras dos personas manteniendo una conversación mientras tus dedos están ocupados cortando.

  3. 3

    Prepara una olla grande, llénala de agua y ponla a hervir, tapándola con una tapa. No añadas sal porque eso sacaría el agua de las judías. Llena un gran recipiente con agua helada hasta la mitad. El motivo principal por el que hay que hervir durante un rato las judías es para detener los procesos enzimáticos que podrían estropear las judías tras un tiempo.

  4. 4

    Echa las judías preparadas en agua hirviendo y tápalo. Cuando pasen 3 minutos, retíralas con una espumadera grande y colócalas en un gran recipiente de agua helada. Déjalo enfriar y para de cocinar durante 5 minutos, removiéndolo un poco.

  5. 5

    Las judías ya están preparadas para escurrirlas y después congelarlas o enlatarlas.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles