Cómo escoger aretes o pendientes de perlas

Escrito por alexis rohlin | Traducido por ehow contributor
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo escoger aretes o pendientes de perlas
Los aretes de perlas aportan gracia y elegancia a cualquier atuendo.

Se suele creer que las perlas simbolizan la inocencia, la pureza de corazón y la sabiduría. Las producen las ostras, de modo que el lugar y el tipo de agua donde viven determinan el tamaño, la forma y el color de las perlas que producen. Vienen en una variedad de colores y formas que las hace adaptarse a todas las personalidades y combinar con los diferentes estilos. Los aretes y pendientes de perlas añaden cierta belleza natural y aportan gracia y elegancia a cualquier atuendo. A menudo están hechos con grandes perlas redondas o en forma de lágrima.

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Elige qué tipo de perla deseas tener. Hay cuatro tipos diferentes de perlas: de Tahití, de Akoya, de los Mares del Sur y de agua dulce. Las perlas de agua dulce poseen un lustre más suave que parece provenir de su interior. Las hay de color melocotón, rosado y lavanda. Las de Tahití son de tamaño mediano o grande y de una gama que va del negro al plateado con matices opalescentes de color azulado, verde, azul, pistacho o cereza. Las perlas barrocas de Tahití tienen formas inusuales y orgánicas, y una iridiscencia de arcoiris que atrapa la luz. Las Akoya provienen de una ostra japonesa y son consideradas la clásica representación de la perla blanca. Las de los Mares del Sur son las más grandes del mercado, casi del tamaño de una canica y con un brillo satinado.

  2. 2

    Pídele al vendedor que te dé una descripción escrita de los términos de clasificación y la clase de la perla que te interesa. Las perlas se clasifican según su lustre, forma, color, calidad de la superficie, tamaño y espesor del nácar. Lee la descripción del vendedor para saber cuál es su clase -en realidad, no hay un sistema universal y muchos vendedores hacen su propia clasificación para las perlas que venden. Esto te permitirá determinar si el precio es razonable en comparación con los de otros vendedores del mismo tipo de perla.

  3. 3

    Examina el lustre de la perla. El lustre es el brillo o brillantez de la misma, cómo se refleja la luz sobre su superficie y su luminosidad interna -es decir, cómo refracta la luz desde su interior-. Las perlas de bajo lustre son de apariencia pálida, opaca o amarillenta, mientras que las de lustre alto son más brillantes y tienen un reflejo espejado. Las de lustre bajo son de menor costo que las de lustre alto.

  4. 4

    Observa la calidad de la superficie de la perla. Ésta la determinan las condiciones físicas de la misma. Una perla "limpia" o sin manchas no presenta golpes, asperezas, hoyos ni rayaduras. Las perlas de clasificación más alta -a veces señaladas por el vendedor como AAA- deben ser 95% limpias o libres de imperfecciones. Las señaladas como de clasificación media o AA, un 75% limpias; y las de clasificación baja o clase A son menos de un 75% limpias y presentan golpes, asperezas o rayones en la superficie. Las perlas de clase alta, con una superficie "limpia" o sin manchas, tienen los precios de venta más elevados.

  5. 5

    Examina la forma de la perla. Las de redondez perfecta son raras y tienen el precio más alto. Los vendedores señalan las perlas redondas con una clasificación alta o clase AAA. Las perlas mayormente redondas serán de clasificación media o clase AA. Las casi redondas, de clasificación baja o clase A. Las perlas sin redondez serán de la clasificación más baja o clase A y costarán menos que las redondas o las casi redondas. Existen varios tipos de perlas sin redondez: las ovaladas irregulares de agua dulce, las perlas en forma de lágrima, las barrocas de Tahití y las circulares. La forma irregular de las perlas de agua dulce les da un aspecto más orgánico y natural. Las barrocas son ovaladas y sobre los lados presentan un relieve de anillos. Las circulares poseen una cresta rodeando la línea central o ecuador de la perla.

  6. 6

    Pide que te permitan sostener la perla para poder verla de cerca y examinar el nácar o capa exterior. Observa la superficie alrededor del orificio. Los signos de un nácar delgado son grietas y escamas formadas en la superficie durante el proceso de perforación. Si una perla atractiva tiene un precio razonable o muy económico puede deberse a que su nácar sea delgado. La perla de nácar delgado es propensa a agrietarse y descamarse, lo cual afecta su precio y durabilidad. Las perlas de nácar más grueso no muestran signos de grietas ni escamas alrededor del orificio. Son más deseables -más caras- porque duran más y resisten el uso diario. Las de clase alta o AAA deben tener un nácar de espesor superior a 0,019 de pulgada (0.074mm); las de clase media o AA, entre 0,011 y 0,019 de pulgada (0,043mm y 0,074mm) y las de clase baja o A, entre 0,008 y 0,011 de pulgada (0,03mm y 0,043mm).

Consejos y advertencias

  • Si vas a comprar pendientes de perlas para alguien y no sabes si tiene las orejas perforadas o es alérgica a algún metal, elige unos con cierre o broche de un metal hipoalergénico como oro, plata o platino para evitar que produzca irritación.
  • Algunas personas con orejas pequeñas no se adaptan bien a los pendientes de perlas grandes porque pueden estirar las perforaciones o porque, simplemente, no se ven bien llevándolos.
  • Cuando adquieras pendientes con gemas u otras perlas, busca aquellos en los que la perla principal o la de mayor tamaño esté situada en el centro; de este modo la perla será el punto focal de la joya.
  • Un pendiente de tres o cuatro perlas pequeñas puede diseñarse con una forma simple para que se vea más elegante. Si, en cambio, quieres que tu pendiente sea único en su clase, busca una perla grande de forma irregular que exhiba su belleza natural.
  • Ten cuidado con los vendedores que afirman que sus perlas son clase AAAA o AAA+, pues intentan hacerlas parecer por encima del estándar más alto de calidad. Lo más probable es que estén tratando de vender perlas clase AAA a un precio mayor del que corresponde.
  • Pide siempre al vendedor que te entregue una definición por escrito de su escala de clasificación. Si se rehúsa, no es un joyero respetable y deberías pensar en adquirir tus perlas en otro lugar.
  • No escojas pendientes largos o colgantes si tienes hijos pequeños, ya que éstos podrían arrancarlos.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles