Cómo escoger zapatos para pies con artritis

Escrito por contributing writer | Traducido por laura guilleron
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo escoger zapatos para pies con artritis
Cuida tus pies con un buen calzado. (Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images)

Unos zapatos que calcen bien son fundamentales para la salud ortopédica de todas las personas, jóvenes y ancianos. Pero unos zapatos adecuados son particularmente importantes para aquellos que sufren de artritis, lo que puede hacer de una caminata larga todo un calvario. Así que cuando te vayas a probar un nuevo par de zapatos, procura saber cuáles son las características principales que deben tener para asegurarte de que tus preciados pies estén siempre cómodos. Sigue leyendo para saber cómo escoger zapatos si tienes artritis en los pies.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Consigue el tamaño correcto. Los zapatos deben quedar lo suficientemente ajustados para impedir que los pies se deslicen. No obstante, el calzado también ha de ser suave y tener espacio para evitar que se agrave la artritis. Deberías poder mover los dedos de los pies cómodamente. Si tienes un pie un poquito más grande que el otro, compra los zapatos teniendo en cuenta el pie más grande. El mejor momento para medirse los zapatos es a altas horas de la tarde, después de que todo el ajetreo del día haya dejado tus pies hinchados con su mayor tamaño promedio.

  2. 2

    Invierte en material bueno. Paga zapatos hechos de cuero de alta calidad que le permitirán a tus pies respirar. Los zapatos para pies artríticos no deberían tener que entrar a la fuerza (deberían quedar lo más cómodos posible y lo antes posible). Y mientras menos sean los toques decorativos, como las punteras y las costuras, más flexible podrá ser el calzado, así que mantenlos al mínimo.

  3. 3

    Préstale atención a las suelas. Éstas no sólo deberían ser livianas y flexibles, sino también fáciles de lavar y sacar. Las suelas ideales de los zapatos modernos son las que están hechas con gomas moldeadas o microcelulares (en lugar de los cueros pesados de antes). Las suelas también deberían poder doblarse en todos los lugares adecuados, como desde la base del dedo gordo hasta la base de los dedos más pequeños.

  4. 4

    Opta por un calzado con agujetas, velcro o hebillas, así se pueden agrandar en caso de que se hinchen los pies (las agujetas elásticas y el velcro también son más saludables para los pies con artritis). Los tacones no deberían tener más de una pulgada (2,54 cm.) de alto. Hay que evitar los zapatos puntiagudos y con tacones altos. Los tacones también han de ser lo suficientemente anchos tanto para amortiguar las pisadas como para proporcionar equilibrio. Si ya no puedes señalar tus dedos, las agujetas deberían llegar justo hasta ellos.

  5. 5

    Pon en práctica el cuidado preventivo. Mantén limpia y seca la piel del pie; puedes usar talco para pies si lo deseas. Ten siempre una postura correcta y pon los pies en remojo unas cuantas veces a la semana para evitar la fatiga. Consulta siempre a tu podólogo para saber cómo elegir mejor tu calzado teniendo la artritis en cuenta.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles