Cómo escribir un buen discurso de maestro de ceremonias

Escrito por ralph heibutzki | Traducido por ehow contributor
Cómo escribir un buen discurso de maestro de ceremonias

Si ser elegido como maestro de ceremonias es un honor, también lo es escribir el discurso--duplicando de forma efectiva la presión que acompaña al trabajo. Como maestro de ceremonias, un buen orador debe escribir un texto breve e impactante que represente la ocasión, mientras entretiene a la audiencia. Una idea de las palabras y el lenguaje son igualmente fundamentales para tener éxito en el trabajo. Sin embargo, si tienes buena habilidad verbal, escribir un buen discurso de maestro de ceremonias no es necesariamente intimidante. Con un poco de organización y una buena comprensión de lo básico, tu discurso mantendrá a la audiencia al borde de sus asientos.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Grabadora digital de voz
  • Tarjetas para notas
  • Cronómetro
  • Ayudas visuales (tales como Power Point)

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Consulta al maestro de ceremonias anterior, si es posible, para saber a quién te dirigirás, el tipo de ocasión y la razón de su apariencia. Aún el mínimo conocimiento de estos factores vence a no tener ningún conocimiento, e incrementa enormemente tus posibilidades de escribir un perfectamente memorable discurso.

  2. 2

    Establece el tono de maestro de ceremonias escribiendo una pequeña introducción. Incluye el nombre del maestro de ceremonias, así como el título de su discurso (si aplica) y los objetivos, si aparecerá en un seminario, sesión de entrenamiento corporativo o algún otro evento formal. Mantén tu introducción en un tiempo alrededor de 30 a 60 segundos. Esto asegura una nitidez que seguirá durante todo el discurso.

  3. 3

    Sigue un bien definido principio, desarrollo y final. Estos puntos deben de ser completamente evidentes para tu audiencia y el maestro de ceremonias, particularmente cuando el orador hace pausas para continuar con el siguiente punto. Esto es aún más importante para seminarios o sesiones de entrenamiento, en los cuales querrás que el maestro de ceremonias muestre un breve vistazo del programa.

  4. 4

    Escribe en voz activa siempre que sea posible, manteniendo los sujetos y verbos muy cercanos--decir "yo pienso" es mucho más efectivo que su primo pasivo "se cree", por ejemplo. Demasiadas expresioes en voz pasiva (como "he estado/sido", "esto estaba/era" o "éramos/estábamos") puede atascar el discurso en todos los lugares equivocados y dejar a la audiencia moviéndose en sus asientos.

  1. 1

    Varía el ritmo de tu discurso con una mezcla de frases largas y cortas. Evita términos muy técnicos o jerga específica, excepto en ambientes donde todos hablan un lenguaje común. Escribir para la Asociación de Urbanistas exige un acercamiento diferente que un político local hablando en un banquete de iglesia.

  2. 2

    No temas utilizar clichés o frases repetitivas de manera creativa para construir un humor o efecto en particular. Esta técnica funciona especialmente bien en ambientes políticos, en los que el maestro de ceremonias debe introducir a un gran número de diferentes personas dedicando su energía a un tema en específico, como la reforma al cuidado de la salud, por ejemplo.

  3. 3

    Siempre termina tu discurso con un ejemplo poderoso o una experiencia que ponga todos los puntos previos juntos. Esto es importante, ya que la audiencia desea llevarse a casa uno o dos puntos claves--y si lo hacen, es mejor dejar estas impresiones cercanas al final, donde tienen mayor importancia.

  4. 4

    Ensaya el discurso con tu maestro de ceremonias antes del gran día, si es posible, y grábalo con una grabadora digital de voz, para escuchar cómo fluye después de todo. Esto les permitirá a ambos alisar las zonas ásperas antes de que el maestro de ceremonias esté en el atril.

Consejos y advertencias

  • Evita el vocabulario grandilocuente o combativo--aún en eventos políticos, un poco de humor recorre un largo camino para poner a la audiencia del lado del orador. Adapta tu discurso a los patrones verbales del orador y su estilo al hablar. Aún al mejor orador le costará trabajo si está constantemente confrontado a palabras que apenas si puede pronunciar, o a expresiones que le suenan visiblemente anormales mientras avanza en el discurso.
  • Siempre resalta nombres y lugares inusuales o difíciles en las notas del maestro de ceremonias. Este paso Evitará cualquier embarazoso resbalón o tropezones con ambas cosas.

No dejes de leer...

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media