Cómo escribir una carta solicitud para una reducción de cuotas

Escrito por ethan pendleton | Traducido por elizabeth garay ruiz
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo escribir una carta solicitud para una reducción de cuotas
Revisa tus fondos para que no caigas en moratoria. (Hemera Technologies/PhotoObjects.net/Getty Images)

Sin importar qué tanto intentes mantener tus finanzas correctas, existe una gran posibilidad que cometas errores en algún momento. Ya sea que te excedas del límite de tu tarjeta de crédito o te retrases en un pago de hipoteca, incurrirás en una cuota. Y no solo se van arrastrando en tu cuenta bancaria, sino que son un veneno para tu relación con las compañías a quienes debes. Ellos quieren tu dinero, pero las compañías también quieren tu negocio. Para mantenerte contento podrán ofrecerte una reducción o hasta eliminar esos montos si sabes pedirlo.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Realiza un poco de investigación para averiguar quién es la persona más adecuada para dirigirle la carta. Tu recibo o factura deberá contar con una dirección de servicio a clientes, pero llama a la compañía y pide el nombre del gerente o de algún otro ejecutivo en relaciones al cliente. Podría tener más peso que un empleado anónimo de servicio a clientes.

  2. 2

    Si tú tuviste un error, admítelo. El personal de servicio a clientes también es humano. A ellos no les gusta que se les mienta y estarán más dispuestos a ayudarte si no encuentran una mentira.

  3. 3

    Sé civilizado. Resiste la urgencia de arrojar tu ira en el papel, ya que tendrás que ser firme pero atento. Si tu presión aumenta al ir escribiendo, déjala pasar uno od dos días y vuelve a intentarlo.

  4. 4

    Comenta de que puedes llevar tu negocio a otro lado. Un poco de investigación te podrá ayudar. Si tu compañía de tarjeta de crédito te solicita un pago de US$40, te ayudará el que escribas de que has encontrado otra compañía que te ofrece bajas tasas de interés y protección contra cuotas.

  5. 5

    Ofrece una solución que sea aceptable para ambas partes. En lugar de ser demandante, comenta que quieres una relación mutua positiva con la compañía. Por ejemplo, puedes decirle a un banco de que estás interesado en usar un préstamo o sus servicios hipotecarios.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles