Vida

Cómo escribir un contrato de arrendamiento equino

Escrito por ashlee simmons | Traducido por ehow contributor

Tomar la decisión de arrendar un caballo no es algo para tomar a la ligera, independientemente de que seas la persona que quiere alquilar su caballo o la persona que necesita un caballo para montar. Un contrato de arrendamiento siempre debe ser redactado de manera que todas las partes entiendan en qué consiste el acuerdo. El dueño del caballo necesita saber que el caballo tendrá todos los cuidados necesarios, y habrá algunas situaciones en que él no quiere que su caballo participe. Como arrendatario, a lo mejor quieres la opción de montar y cuidar un caballo, pero no quieres el compromiso de poseer uno. El contrato de arrendamiento equino ofrece al caballo, dueño y arrendatario una protección legal vinculante.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Determina el contrato. Cuando el dueño del caballo y el posible arrendatario acuerdan que son la combinación perfecta, los términos deben determinarse y acordarse antes de que se redacte el contrato de arrendamiento equino. Por ejemplo, el dueño del caballo a lo mejor está de acuerdo con que el arrendatario monte el caballo y use el establo, pero a lo mejor no quiere que el arrendatario lleve al caballo a espectáculos. Por otro lado, el contrato puede incluír que el arrendatario tiene la opción de decidir dónde quiere el establo del caballo. El dueño del caballo puede cobrar una renta más alta de los costes del establecimiento y mantenimiento del caballo. Todos estos términos, y más, tienen que ser redactados. Es opción del arrendatario hacer preguntas y el dueño del caballo deberá contestar diligentemente. Los principales factores a considerar son los gastos del cuidado del caballo (estancia, herrador, veterinario, mantenimiento rutinario, suplementos), uso de equipamento, uso del caballo (es esto un arrendamiento completo o parcial), duración del contrato de arrendamiento, gastos del contrato de arrendamiento, dónde se mantendrá al caballo y que hacer en caso de una emergencia. Más acuerdos pueden incluír espectáculos, opción de compra y quién puede montar el caballo.

  2. 2

    Uso del caballo. Esta es un área que debe ser revisada y redactada completamente. Los dueños que arriendan su caballo quizás no quieran que nadie monte su caballo no siendo el que arrienda el animal. Si eso es verdad, deberá ser especificado en el contrato. El uso del caballo también significa que si el caballo puede ser utilizado o no para salto, montar por senderos u otras actividades. Si no quieres que el arrendatario saque el caballo fuera de la propiedad para montar por un sendero, entonces eso debe ser especificado en el arrendamiento. El uso del caballo también detalla los días que el caballo estará disponible para el arrendatario en caso de que el contrato sea parcial. Un arrendamiento parcial significa que el arrendatario puede montar ciertos días y que sólo paga una parte de los cuidados del caballo.

  3. 3

    Seguro del caballo. Los propietarios inteligentes de caballos siempre aseguran sus caballos, y tu agente asegurador necesita saber que estás arrendando tu caballo. En este caso, la agencia aseguradora añadirá al arrendatario en la póliza. Esto protege a todo el mundo en caso de que el caballo sufra una lesión, muera o sea robado. Contacta con tu agente lo más pronto posible cuando decidas que quieres alquilar tu caballo.

  4. 4

    Redacta el acuerdo. Ahora que llegaste a acuerdos incluyendo costes, uso y seguro, puedes redactar el acuerdo. Muchos dueños de caballos cubren el contrato ellos mismos. Es recomendable tener al agente del seguro equino, al dueño del establo y al abogado para revisar el contrato antes de firmarlo. El arrendatario también deberá tener un abogado para revisar las condiciones antes de firmar.

  5. 5

    Incluye la responsabilidad civil. Siempre incluye una responsabilidad civil que es aparte del contrato de arrendamiento equino. Una responsabilidad civil mantiene que el dueño no es responsable de los accidentes causados por o que ocurran mientras el arrendatario esté trabajando con el caballo. Esto garantiza la inmunidad del dueño del caballo en caso de que el arrendatario sufra una lesión mientras monta o maneja el caballo.

Consejos y advertencias

  • Siempre consulta a un abogado si necesitas alguna aclaración o ayuda adicional.
  • Las actividades ecuestres son peligrosas. Siempre lleva casco protector aprobado, cuando trabajes alrededor del caballo y mientras montas.

Más galerías de fotos

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media