Cómo escribir una cronología para una propuesta de investigación

Escrito por harrison pennybaker | Traducido por ehow contributor
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo escribir una cronología para una propuesta de investigación
(business report image by Christopher Hall from Fotolia.com)

Desarrollar una cronología apropiada para tu propuesta de investigación es esencial para el proceso de desarrollo. La escritura de una propuesta de investigación puede parecer desanimadora y un proceso, ocasionalmente, interminable. Sin embargo, como cualquier proyecto grande, la división del trabajo en porciones más pequeñas y más manejables hace que todo sea fácil y menos agotador. Una cronología puede ayudarte a planear estas tareas. Una vez que has hecho las preparaciones básicas para tu propuesta, escribe la cronología.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Familiarízate con los requisitos, las reglas y los procedimientos del grupo o individuo para quienes te encuentras escribiendo la cronología. Si lo estas haciendo para ti mismo, entonces puedes fijar tus propios parámetros; sin embargo, si estás escribiendo tu propuesta de investigación para una agencia, un profesor, un superior o una institución, entonces tendrás que familiarizarte con sus requisitos, incluyendo cualquiera de sus plazos relevantes. Ten esto en cuenta antes de preparar tu cronología. Comprueba si los plazos, requisitos y otras formalidades son flexibles o negociables.

  2. 2

    Determina la cantidad de tiempo total que asignarás a la realización y la redacción de tu investigación, así como cualquier otro plazo específico que necesites cumplir. Esto es importante para determinar el punto de comienzo y el punto final en tu cronología. Realiza estimaciones realistas y cuando tengas dudas, opta por elegir una cronología algo más extensa, que más corta si es posible. Generalmente es mejor proponer una cronología más extensa y después terminar tempranamente que proponer una más corta y terminar tarde.

  3. 3

    Determina cuántas fases, pasos, o tareas requerirá, proporciona un nombre a cada una de ellas y divide el proyecto en subcomponentes, si fuera aplicable. Dependiendo de tu proyecto, puedes tener varias secciones distintas y estas pueden incluir sus propias subdivisiones. La selección de las secciones y división de ellas en componentes más pequeños permitirán que desarrolles una idea más exacta y más detallada de cuánto tiempo necesitarás. También te ayudará a desarrollar un mejor plan de trabajo, ya que la administración del tiempo es más fácil cuando sabes exactamente lo que tienes que hacer.

  4. 4

    Divide las fases, los pasos o tareas en partes más pequeñas dentro de lapsos de tiempo apropiados para el tamaño de tu proyecto. Por ejemplo, si tu proyecto implica únicamente cuatro fases y tarda dos años, analiza los pasos de éste en plazos mensuales; por ejemplo, establece un plazo de seis meses para la investigación, seis meses para procesar y clasificar los datos, seis meses para redactar el escrito y seis meses para correcciones e impresión.

  5. 5

    Revisa tu cronología así como se va desarrollando tu proyecto y si es posible, corrígela como sea necesario. Una cronología es una estimación y sirve como plan para el desarrollo del proyecto, pero es de utilidad vigilar el progreso en él. Los plazos individuales variarán en términos de flexibilidad, así que los lapsos de tiempo también variarán. Intenta no apresurarte sólo para cumplir con la cronología que has preestablecido, si esto afecta la calidad de tu trabajo. Realízale ajustes en caso de ser necesario.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles